Sánchez perfila un Gobierno europeísta para lanzar señales de estabilidad y confianza

Ficha a la jefa de Presupuestos de la UE para gestionar Economía

Se apoyará en Borrel y Batet para dar respuesta al ‘procés’ catalán

gobierno
El presidente del gobierno Pedro Sánchez,con la Selección Española.

La debilidad parlamentaria y la sensación de provisionalidad con la que nace la presidencia de Pedro Sánchez, fruto de su ajustada moción de censura contra Mariano Rajoy, no ha impedido al líder socialista armar un Gobierno con figuras de peso y aparente ambición de permanencia. Un gabinete eminentemente femenino, que terminará de anunciar este miércoles, de corte social, ideado para encarar el reto del secesionismo catalán y con personalidades especialmente respetadas en Bruselas, a donde envía un inequívoco mensaje de estabilidad y compromiso con los objetivos presupuestarios.

Esta última garantía tiene nombre y apellidos, pues Sánchez ha elegido como ministra de Economía a Nadia Calviño, la economista gallega que desde 2014 ha sido responsable de elaborar las cuentas de la Unión Europea. Su experiencia manejando estos Presupuestos, de un billón de euros, y su profundo conocimiento de las instituciones europeas prometen facilitarle el reto, apaciguar al mercado y darle un papel de peso en las reuniones del Ecofin, con sus homólogos europeos.

“Son buenas noticias para España y para la Unión Europea”, afirmó este martes a Efe un portavoz de la Comisión Europea, mientras que la presidenta de Banco Santander, Ana Botín, celebró el nombramiento de Calviño y sostuvo que es “una garantía de que España seguirá aumentando su peso en las instituciones europeas”.

Más allá, Sánchez ha optado por el expresidente del Parlamento Europeo Josep Borrell para el Ministerio de Exteriores, lo que ofrece a Bruselas otro reconocido interlocutor. Borrell será además una de las piezas clave en la respuesta de Sánchez al desafío independentista de Cataluña, por el papel pedagógico que puede ofrecer al exterior sobre un conflicto en el que el secesionismo ha tenido la voz cantante ante la opinión pública global.

La estrategia frente al procés se completa con el nombramiento de la catalana Meritxell Batet al frente de la administración territorial para impulsar las negociaciones a escala nacional.

Aunque la identidad de todos los nuevos ministros no se conocerá hasta este miércoles, el goteo de filtraciones de las últimas horas indica un cambio de estrategia de comunicación de Sánchez frente a antecesores que se han guardado todos los nombres hasta el final. El equipo del presidente busca subrayar así la valía de cada nombramiento y mandar un claro mensaje de compromiso con la igualdad de género: el Gobierno, que se prometía paritario, parte con más mujeres que hombres y reserva para ellas los principales cargos económicos o de poder.

De hecho, Sánchez ha unido la cartera de Igualdad a la vicepresidencia del Gobierno, que gestionará una de sus principales colaboradoras, Carmen Calvo. Además, ha fichado a la responsable de fiscalidad de la Junta de Andalucía, María Jesús Montero, para Hacienda, y se baraja el nombre de la portavoz socialista Margarita Robles para Justicia o Interior (incluso para ambas), y su sustitución en el Congreso por Adriana Lastra.

A su vez, Teresa Ribera, exsecretaria de Estado de la etapa Zapatero, dirigirá un Ministerio de Energía, Medio Ambiente y Cambio Climático, y la consellera valenciana Carmen Montón será la nueva ministra de Sanidad. Completa el plantel confirmado José Luis Abalos, en Fomento, mientras que queda media docena de carteras por repartir incluyendo Empleo, Industria, Educación o Defensa.

El Ejecutivo

Presidente. Pedro Sánchez.

Vicepresidencia e Igualdad. Carmen Calvo.

Economía. Nadia Calviño.

Hacienda. María Jesús Montero.

Administración Territorial. Meritxell Batet.

Exteriores. Josep Borrell.

Energía, Medio Ambiente y Cambio Climático. Teresa Ribera.

Fomento. José Luis Ábalos.

Sanidad. Carmen Montón.

Pendientes. Se especula con que Margarita Robles asuma la cartera de Justicia o Interior (o un superministerio con ambas) y quedan por repartir Empleo, Educación, Cultura, Industria y Turismo o Defensa, por ejemplo. Está por ver la composición del nuevo Ejecutivo de Pedro Sánchez del que de momento se conocen ocho Ministerios. El último Gobierno de Rajoy tenía 13.

Normas