4.109 municipios, con el 2,7% de la población, carecen de oficinas bancarias

El 53% de los españoles pagan con efectivo y el 41% con tarjeta de débito

Los cajeros automáticos han descendido un 17,6% desde 2008, y suman 50.839

Fachada del Banco de España
Fachada del Banco de España

El Banco de España advierte de que 4.109 municipios en los que vive el 2,7% de la población española carecían de una oficina bancaria el pasado año. Tras el recorte de sucursales el número se situó en 27.706 en España, cifra que habría que remontarse a 1981 (aún no se había producido la expansión de las cajas de ahorros) para encontrar un número tan bajo. Castilla y León es la comunidad con un nivel mayor de personas sin sucursales, aunque el Banco de España apunta que, en general, son municipios pequeños que no tienen muchas posibilidades de utilizar el efectivo, ya que carecen de bares o tiendas y se cerraron hace tiempo centros médicos o escuelas.

Desde que se inició la crisis financiera en 2008 hasta 2017, el número de oficinas de entidades de depósito se recortó en 17.873, lo que representa la clausura del 39% de los locales, de las que 937 correspondieron al año pasado. La variación más destacada se produjo en la primera parte del año, cuando se contabilizaron 833 oficinas menos. El número de entidades bancarias en España disminuyó entre 2008 a 2017 un 28%, según publica un informe de la Revista de Estabilidad Financiera del Banco de España.

En cuanto a los cajeros automáticos, el número se situó en 50.839 instalados en 2017, un 17,6% menos que en 2008, aunque experimentaron un ligero repunte en el último año.

La situación actual tiene lugar en un contexto en el que el dinero en efectivo es el medio aún más habitual de pago para el 53% de los españoles, seguido de la tarjeta de débito con un 41%. En 2016, un total de 3.402 municipios y 913.682 habitantes no tenían acceso al efectivo.

En la zona euro, los cajeros automáticos son su principal fuente de obtención de dinero, del 61%, y el 20% de encuestados dice retirar dinero de cajeros o del banco dos o tres veces al mes, según una encuesta del Banco Central Europeo.

Mientras, el informe del Banco de España apunta que Internet facilita las operaciones bancarias evitando la exclusión financiera, pero que el cierre de oficinas dificulta el acceso al efectivo al segmento de población que lo usa como medio de pago principal y único. 

Normas