El PNV decide hoy si arrebata a Rajoy las llaves de La Moncloa

El presidente podría dimitir antes de la votación si pierde el aval de los vascos

El líder socialista confía en que su discurso de hoy decante los votos a su favor

Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría al comienzo del debate de la moción de censura
Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría al comienzo del debate de la moción de censura

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, intervendrá hoy en el Congreso de los Diputados, en el que no tiene escaño, con el objetivo de pasar a ocupar mañana la silla principal del banco azul, reservado al Gobierno. Sánchez confía en que su discurso de esta mañana, que promete incluir guiños especialmente dirigidos al PNV (cuyos votos darían la llave de La Moncloa), termine de decantar una mayoría absoluta de la Cámara Baja a favor de su moción de censura contra Mariano Rajoy, al que pasaría a relevar al frente del Ejecutivo.

La moción de censura, presentada por el PSOE tras la sentencia de la Audiencia Nacional que condena al PP como partícipe a título lucrativo de una red de financiación irregular del caso Gurtel y cuestiona expresamente la credibilidad de Rajoy, es la segunda que afronta el presidente en menos de un año. El 14 de junio de 2017, Rajoy salió victorioso de la votación promovida por Podemos, que solo logró 82 votos favorables (los propios, los de ERC y EH Bildu) frente a los 170 en contra (PP, Ciudadanos y Coalición Canaria) y las 97 abstenciones (PSOE, PDeCAT y PNV). Hoy, el equilibrio de fuerzas parece mucho más ajustado.

Sánchez necesita 176 votos a favor para derrocar a Rajoy. Ayer parecía contar ya con 165 sumando los 84 de su partido, los 67 de Podemos, los nueve de ERC, los cuatro de Compromìs y el de Nueva Canarias. Pero, incluso si los ocho diputados del PDeCAT y los dos de EH Bildu se adhieren a este frente, al PSOE le seguiría faltando un voto.

La balanza se decantaría definitivamente si Ciudadanos (32 escaños) apoyara a Sánchez, lo que el PSOE ha tratado de lograr ofreciéndose a pactar una pronta cita electoral tras solo unos meses de Gobierno con reformas consensuadas para, según dicen, cambiar la ley electoral y limpiar las instituciones de corrupción. El partido que preside Albert Rivera, que viene liderando las últimas encuestas electorales, busca, sin embargo, una inmediata convocatoria de comicios. Las posibilidades de acuerdo se alejaban ayer después de que Ciudadanos propusiera la designación de otro candidato socialista –sugirieron a los históricos Ramón Jáuregui, Javier Solana o Nicolás Redondo–­ para articular un Ejecutivo instrumental con el único objeto de convocar elecciones.

Ante este distanciamiento, todos los ojos se posaron ayer en el PNV. Sus cinco votos serán cruciales para decidir el sentido de la votación, que se celebrará el mañana. Ante el rumor de que secundarían la moción y entre presiones de PSOE y PP, el PNV anunció ayer que reunirá hoy a su ejecutiva de forma extraordinaria para tomar una decisión una vez que haya escuchado a Sánchez. En su decisión pesará, de un lado, la imagen que daría apoyar a Rajoy ante unas bases críticas con el Gobierno en el pulso con el secesionismo catalán y, de otra, el futuro de los 540 millones de euros logrados en los nuevos Presupuestos, que todavía tienen que pasar por un Senado con mayoría del PP.

La Moncloa desmintió ayer que el PNV le haya avanzado ya un voto contrario a Rajoy o el hecho de que este se planteara dimitir, si bien el presidente podría optar por dejar el cargo en cualquier momento antes de una votación adversa, lo que le situaría al frente de un Gobierno en funciones hasta la formación de otro Ejecutivo. Si se vota y Sánchez vence, por contra, el relevo será inmediato.

Guía del proceso

Presentación. La moción de censura debe ser defendida ante el Congreso de los Diputados por uno de los diputados que la firmó. Será el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, que intervendrá sin límite de tiempo desde las 9:00 de la mañana.

Candidatura. Una vez justificados los motivos, presentará su programa sin límite de tiempo el candidato a la presidencia, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que puede ser elegido aunque no sea diputado.

Réplicas. El Ejecutivo podrá replicar sin límite de tiempo. Tras una pausa, cuya duración decidirá la presidenta de la Cámara, Ana Pastor, podrán intervenir durante 30 minutos los portavoces del resto de partidos, de menor a mayor representación. Sánchez podrá responderles y ellos replicar 10 minutos más.

Votación. Será mañana (a la hora que se fije hoy) y cada diputado revelará su voto en voz alta.

176 votos necesarios

Aunque el diputado del PP Teófilo de Luis dejó su escañó ayer sin dar tiempo a ser relevado, el PSOE sigue necesitando 176 votos (la mitad de la Cámara más uno) para vencer.

Normas