Catalá: “La sentencia de Gurtel condena al PP por un delito en el que no participó”

El ministro de Justicia confía en reformar la ley de enjuiciamiento criminal y la fiscalía tras el verano pese a la moción de censura

Cree que no faltan jueces, pese a que un tercio de juzgados supera la carga establecida, y cree que los recursos actuales deben permitir digerir los litigios hipotecarios

Rafael Catalá, durante su intervención en el Foro Cinco Días. Ver fotogalería
Rafael Catalá, durante su intervención en el Foro Cinco Días.

La sentencia del caso Gürtel es evidente que ha provocado un tsunami político hasta el punto de provocar una moción de censura”, ha admitido este lunes el ministro de Justicia, Rafael Catalá, para defender, sin embargo, que “la condena al PP le hace responsable como participe a titulo lucrativo, que es una condena de carácter civil, por la comisión de un delito en el que no participó, ni tuvo conocimiento”.

“Que desde ahí se construya una tormenta política es aprovechamiento del momento, una intención de provocar cambios políticos sin pasar por las urnas”, ha criticado Catalá, durante su comparecencia en el Foro Cinco Días, en alusión a la moción de censura presentada por el PSOE o a la petición de elecciones anticipadas por parte de Ciudadanos.

Pese a este convulso panorama político, el ministro de Justicia se ha mostrado confiado en la continuidad de un Gobierno que ultima, ha anunciado, un proyecto de ley de enjuiciamiento criminal y de reforma de la fiscalía que su Ministerio presentará “a la vuelta de verano”. Catalá también ha avanzado que espera poder poner en marcha otros proyectos con relevancia económica como el nuevo "código de comercio". “Ojalá tengamos tiempo político suficiente para llevarlos a buen puerto”, ha deseado, sobre otros proyectos.

El ministro también ha recordado que el Congreso tiene pendiente aprobar la reforma hipotecaria impulsada por el Gobierno y que España se juega una multa comunitaria de 100.000 euros díaria por el retraso que ya acumula el país en adaptar la legislacion comunitaria.

“Al Gobierno el interesa que la justicia funcione y tenga recursos adecuados para llevar adelante los proyectos que necesita”, ha aseverado Catalá, sosteniendo que los nuevos Presupuestos Generales del Estado de 2018 permitirán mejorar la situación del sistema y permitir responder a algunas de las reclamaciones de mejora de medios que han hecho jueces y fiscales mediante recientes jornadas de protesta y huelgas.

Pese a ello, Catalá ha asegurado que en España no faltan jueces, y que “no conozco ningún informe serio” que así lo indique, pese a que, según ha reconocido, un tercio de los juzgados españoles supera la carga de trabajo máxima que se le fija.

De hecho, el ministro de Justicia ha defendido que el sistema judicial español “tiene recursos suficientes” para hacer frente al aluvión de demandas de consumidores contra la banca que han inundado los juzgados en los últimos años y que le llevaron a impulsar la creación de medio centenar de sedes especializadas en materia hipotecaria.

Finalmente, Catalá ha reivindicado la importancia de la seguridad jurídica y ha recordado que más de 4.000 empresas han dejado Cataluña como consecuencia de las incertidumbres generadas por el procés independentista.

En referencia a la judicialización del pulso independentista catalán, el ministro de Justicia ha defendido la validez del sistema de euroórdenes de detención aunque ha matizado que podría impulsar una evaluación de los tipos delictivos si finalmente Alemania considera que no entrega al expresidente de Cataluña Carles Puigdemont.

Normas