El Brent cae a los 75 dólares ante los rumores de aumento de la producción de la OPEP

El Brent se deja un 1,5% y desde los máximos del año corrige un 6%

En los últimos 12 meses se anota un 44%

El ministro de Petróleo de Arabia Saudí, Jalid Al-Falih
El ministro de Petróleo de Arabia Saudí, Jalid Al-Falih

Queda poco menos de un mes para la reunión de la OPEP en Viena, pero el mercado ya empieza a especular con las decisiones que podrían adoptar los miembros del cártel. La semana pasada el Brent puso freno a los ascensos continuados que venía registrando desde mediados de febrero, pero con mucha más intensidad desde que EE UU anunciara la retirada del acuerdo nuclear con Irán. La posibilidad de que los miembros de la organización incrementen su producción contribuye a desinflar los precios del oro negro.

Los rumores que apuntan a que la OPEP y sus aliados elevarán gradualmente la producción en la segunda mitad del año cogen fuerza entre los inversores. Y más después que el viernes el ministro de Energía de Arabia Saudí, Khalid Al- Falih, afirmase que la OPEP, Rusia y el resto de sus aliados se reunirán en junio con el objetivo de adoptar las medidas necesarias para tranquilizar a los consumidores. Las informaciones recabas por la agencia de noticias Bloomberg señalan que el incremento que barajan los productores es incrementar entre 300.000 y 800.000 barriles diarios. Por su parte, el ministro de Energía de Rusia, Alexander Novak, apuntó el sábado a la posibilidad de retornar a los niveles de producción que existían en octubre de 2016, antes de que el cártel disminuyera su capacidad de bombeo para impulsar los precios del crudo.

El objetivo de estas medidas es hacer frente al menor bombeo de Venezuela e Irán fruto de las sanciones que tiene previsto implementar EE UU. En concreto, Donald Trump anunció la semana pasada que penalizará las exportaciones de crudo de Venezuela después del triunfo del régimen de Nicolás Maduro en las pasadas elecciones. Estas sanciones se convierten en un obstáculo más para la producción de crudo de Venezuela que se encuentra en los niveles más bajos en décadas. Por su parte, Irán, el gran rival de Arabia Saudí, verá recorta su producción después de que EE UU rompiera el acuerdo nuclear. Esto estaba provocando que los objetivo de cumplimiento del acuerdo que entró en vigor a principios de 2017 estuvieran rebasándose, dando margen a sus miembros para elevar la producción.

Se dan así los ingredientes perfectos para que el Brent tome distancia de los máximos de 2014 registrados el pasado 23 de mayo y se repliegues desde 80 dólares por barril a los 75 actuales. Después de caer un 2,6% la semana pasada, hoy el petróleo de referencia en Europa se deja un 1,47%.

Las declaraciones de los responsables de Energía de Arabia Saudí y Rusia son interpretadas como un triunfo para Donald Trump. En los últimos meses el presidente estadounidense ha repetido por activa y por pasiva que el cártel estaba incrementando de manera artificial los precios del crudo. Desde los mínimos del año el Brent venía escalando más de un 27%, ascenso que con los últimos recortes se modera al 20%. Más llamativo aún es el repunte de los últimos 12 meses que supera el 44%.

Los descensos de las últimas sesiones contribuyen a relajar los temores de inflación, dando margen a los bancos centrales para continuar adelante con sus políticas monetarias. Es decir, la Reserva Federal mantiene intactas sus previsiones de subir los tipos tres veces este año (ya en marzo acometió el primer alza) mientras los inversores aguardan a que el BCE aporte nuevas pistas sobre la retirada de los estímulos en la reunión del próximo junio. De momento, lo único que se conoce a ciencia cierta es que Mario Draghi seguirá comprando 30.000 millones de deuda mensuales hasta septiembre.

Normas