Haya condiciona su salida a Bolsa este año a los contratos con BBVA y Sareb

Pese a ello, mantiene su intención de cotizar en España

La filial de Cerberus busca a nuevos socios para gestionar su cartera inmobiliaria

Haya condiciona su salida a Bolsa este año a los contratos con BBVA y Sareb

Haya Real Estate, el servicer inmobiliario español propiedad del fondo estadounidense Cerberus, mantiene sus planes de salir a Bolsa en España, aunque este proyecto está condicionado a una serie de procesos que pueden variar en los próximos meses, según ha comunicado la firma a sus bonistas tras la presentación de sus resultados trimestrales.

Por esta razón, la firma no ha concretado un calendario sobre su salida a cotizar, ya que decidirá en función de la evolución del mercado y de la concreción de las negociaciones que mantiene sobre sus contratos con Sareb y con BBVA. Aunque todo hace indicar que como mínimo su salida a Bolsa no podrá ser antes del último trimestre del presente ejercicio.

Una de las principales incógnitas que tiene en la actualidad Haya Real Estate actualmente es el futuro del contrato con Sareb, cuyo contrato finaliza en diciembre de 2019, aunque es prorrogable hasta 2021. El banco malo es uno de sus principales socios. Hay que tener en cuenta que el contrato de la filial de Cerberus con Sareb, supone en la actualidad el 60% de los activos que gestiona (en total casi 40.000 millones).

Otra de las dudas es el futuro de la cartera de Sareb que gestiona Haya, ya que en el mercado se especula con la posibilidad de que Cerberus, u otros fondos, compren a Sareb dichos activos, y encomienden su gestión al servicer o no.

Respecto a BBVA, la firma está a expensas de que se concrete si finalmente se hará con la gestión de los activos de la entidad que se transpasaron a una sociedad conjunta participada por el banco y Cerberus. Haya considera estar “en buena posición para hacerse con esta gestión, dada su demostrada experiencia y la estrecha relación que mantiene tanto con BBVA como con Cerberus” su socio de control.

Mientras está pendiente de estos dos contratos, la firma se ha hecho con el de gestión para un periodo de diez años de todos los activos inmobiliarios de Bankia. Este contrato incluye los activos procedentes de la reciente adquisición de BMN, tanto los existentes como los futuros activos que se vaya adjudicando. Al cierre de marzo, esta cartera presentaba un valor de 5.739 millones. Antes de firmar este contrato, Haya Real Estate estaba valorada en unos 1.200 millones de euros, según los expertos.

Haya gestiona también los activos de Cajamar, ING, Liberbank y el fondo Walterfall y “continua la búsqueda de nuevos negocio en el mercado”. De hecho, según fuentes del mercado, quiere aprovechará el nuevo tirón de los fondos para gestionar sus activos inmobiliarios. Estima, según las mismas fuentes, sustituir el 50% de sus activos de la banca por los de fondos en tres años.

En cuanto a los resultados a marzo, en los tres primeros meses del ejercicio, esta sociedad de gestión inmobiliaria, facturó 55,9 millones de euros por la gestión de una cartera de activos de terceros, fundamentalmente activos financieros y deuda de entidades bancarias, que suman un valor de 39.807 millones de euros. Se trata de ingresos un 12% superiores al del pasado año que impulsaron un aumento del 6% el resultado bruto de explotación (Ebitda) ajustado, que se situó en 24,4 millones de euros.

Normas