Bruselas respalda el borrador de Presupuestos pero alerta sobre una desviación de dos décimas de déficit

El organismo comunitario prevé cerrar el procedimiento de déficit excesivo contra España

La CE cree que los ajustes del Gobierno de Rajoy se quedan demasiado cortos

El comisario europeo de Economía, Pierre Moscovici, en la reunión de la Comisión Europea. (AP PhotoGeert Vanden Wijngaert)
El comisario europeo de Economía, Pierre Moscovici, en la reunión de la Comisión Europea. (AP Photo/Geert Vanden Wijngaert)

La Comisión Europea ha dictaminado este miércoles que el proyecto de Presupuestos Generales para 2018 presentado por el Gobierno de Mariano Rajoy "cumple en general" con las normas del Pacto de Estabilidad y situará el déficit público por debajo del límite del 3% del PIB.

"El proyecto deja el déficit significativamente por debajo del límite lo que permitirá cerrar el procedimiento de déficit excesivo contra España", ha anunciado el vicepresidente de la CE, Valdis Dombrovskis, en rueda de prensa en Bruselas.

La CE advierte, sin embargo, que el objetivo de déficit para este año se incumplirá por dos décimas y se irá hasta el 2,4%. El ajuste presupuestario, además, se quedará por debajo de lo exigido "por un amplio margen".

El dictamen presentado por el comisario europeo de Economía, Pierre Moscovici, no valora la reciente decisión del Gobierno de aplazar los recortes en el sistema de pensiones. Aun así, el departamento de Moscovici ya detecta una ausencia de ajustes que llevarán a un deterioro del déficit estructural de hasta ocho décimas en el período 2016-2018.

Y Bruselas advierte que los datos definitivos podrían ser peor de los esperados porque sobre las cuentas pesan varias incógnitas. Por un lado, la consecuencia de los rescates de las autopistas quebradas, cuyos costes el Gobierno cifra en dos décimas porcentuales de PIB. Pero, según la CE, "el impacto final es difícil de valorar y no se puede excluir que sea mayor".

Por otro lado, la CE señala que el Gobierno aspira a cumplir los objetivos de déficit gracia a la buena marcha de la economía (2,3% de crecimiento). Bruselas comparte e incluso supera ese optimismo (2,5%), pero añade que esa previsión no incorpora el posible impacto de la crisis en Cataluña, todavía por calibrar.

Pero la CE ha preferido pasar de puntillas tanto sobre la desviación como sobre el cambio de rumbo en la sostenibilidad de las pensiones.  Dombrovskis se ha limitado a indicar que "nunca recomendamos dar marcha atrás en las reformas de las pensiones y esperamos que esas reformas se mantengan". Un suavísimo toque de atención, que España, con toda probabilidad, se permitirá ignorar.

La CE también ha aprobado las recomendaciones macroeconómicas para cada país. En el caso de España, Bruselas incluye la necesidad de llevar a cabo un ajuste presupuestario estructural equivalente al 0,65% del PIB, una demanda ligeramente superior a lo habitual, pero cuyo cumplimiento no será requerido, en principio, para cerrar el expediente de déficit excesivo.

Bruselas también reclama a España medidas para paliar reducir la fragmentación del mercado laboral (entre contratos fijos y temporales), combatir el abandono escolar, y paliar la desigualdad económica y el número de trabajadores por debajo de umbral de pobreza. La CE también insiste en la urgencia de que España mejore el control y transparencia de la licitación pública.

Las recomendaciones se iniciaron en 2011, como parte de una de las reformas acometidas en la gobernanza económica a raíz de la crisis de la zona euro. El objetivo es animar a los gobiernos nacionales a adoptar medidas para impulsar el crecimiento y la creación de empleo. Pero Bruselas reconoce que el éxito ha sido relativo.

Solo el 9% de las recomendaciones se han cumplido. Y el mayor grado de cumplimiento se concentra en medidas destinadas al sector financiero y no a la economía real. "Los avances han sido lentos en educación y en sostenibilidad de las finanzas públicas", señala la CE. Bruselas se muestra algo más satisfecha con los cambios introducidos en política de empleo, sobre todo, para potenciar la incorporación al mercado laboral.

TRIUNFALISMO TRAS UNA DÉCADA DE CRISIS
  • La pesadilla de la crisis ha quedado atrás, ha asegurado este miércoles la Comisión Europea con motivo de sus recomendaciones macroeconómicas anuales a los socios de la UE.
  • "Europa está viendo el mayor crecimiento en una década y va a continuar este año y el próximo", ha celebrado el vicepresidente económico de la CE, Valdis Dombrvoskis.
  • La CE quiere pasar página y llegar en 2019 al final de su mandato y a las elecciones al Parlamento Europeo con un balance económico que haga olvidar las penurias pasadas por algunos países en los últimos años.
  • "El empleo bate récords, la inversión se recupera y las cuentas públicas mejoran", ha añadido Dombrovskis.
  • Con idéntico optimismo se ha expresado el comisario de Economía, Pierre Moscovici. "Por primera vez desde la creación de la moneda única [1999], todos los países de la zona euro tendrán un déficit por debajo del 3% en 2018", ha señalado Moscovici.
  • Moscovici ha dado por supuesto que Francia y España, los dos últimos países con déficit excesivo, saldrán del procedimiento disciplinario este año. "Es otra página de la crisis que pasamos", afirma el comisario.
  • El próximo mes, Moscovici espera también rematar el epílogo de la crisis con un acuerdo para concluir el rescate de Grecia, iniciado en 2010. Punto final a la crisis del euro. O ese es el deseo de Bruselas.
Normas