“Hay que desmitificar que en la SL se desgravan más gastos que siendo autónomo”

A la hora de emprender, hay más profesionales que se decantan por hacerlo como autónomo que como sociedad.

autónomo SL gastos

La Sociedad Limitada es la sociedad mercantil que habitualmente usan los pequeños empresarios para limitar la responsabilidad de sus acciones empresariales. Desde RB Ruiz Beato Abogados opinan que, para dar el salto a SL, no hay que fijarse tanto en lo que se factura o en lo que se desgrava siendo autónomo.

“Con la SL sólo respondes con el capital aportado y no con el patrimonio personal, como ocurre cuando eres autónomo”, apuntan. Si bien, para iniciar una actividad, ya sea a través de una persona física o a través de una persona jurídica, lo importante y “determinante” son “las ganas y la capacidad” de cada uno para “emprender su idea de negocio”.

Estos especialistas en derecho añaden que hay que desmitificar eso de que para crear una SL hay que mirar los gastos deducibles como condicionante. El pasado mes de marzo se crearon más de 9.000 empresas con forma jurídica SL, según el INE. Sin embargo, apuntan, de los más de 3,2 millones de empresas a finales de 2016, el 53,27% tenían la condición jurídica de persona física. Es decir, más de la mitad.

Cuándo dar el salto a una SL

"No siempre es necesario crear una SL, ya que se puede desarrollar la actividad siendo autónomo, y hay que desmitificar el mito de que dentro de una sociedad se pueden desgravar más gastos que siendo autónomo":

“No es lo mismo facturar por algunos servicios que generar ingresos a diario. Más allá del producto, si encuentras una demanda no atendida siempre es importante saber cómo cubrirla o mejorar su atención”, señalan.

En cuanto a la facturación, si tienes previsto atender un gran volumen y crecer en equipo humano sí es aconsejable dar el salto. No obstante, advierten: “No solo debes soportar la presión, el estrés de dirigir y tomar decisiones para las que no siempre estarás preparado para tomar sino que todo ello tiene reflejo en los demás tantos tus aciertos como tus equivocaciones y saber convivir con ello”:

“La libertad de trabajar por cuenta propia exige un cambio de mentalidad y costumbre". Aunque recalcan desde esta organización que "dicha libertad nunca existe y siempre estas a expensar de lo que tu cliente demanda”.

Normas