Haya aprovechará el nuevo tirón de los fondos para gestionar sus activos inmobiliarios

La sociedad de gestión inmobiliaria prevé sustituir el 50% de sus activos de la banca por los de fondos

Quiere acelerar la venta de inmuebles del sector financiero

Edificio de Haya Real Estate
Edificio de Haya Real Estate

Los fondos de inversión internacionales siguen apostando por España y, en concreto, por el sector inmobiliario. A los gigantes internacionales que desembarcaron en el país a partir de 2012 , tras la crisis de las cajas de ahorros y del sector inmobiliario, como Apollo, Blackstone, Cerberus, Lone Star o BlackRock, entre otros se están sumando ahora otros de menor tamaño, pero que buscan también aprovechar las oportunidades que puedan quedar, sobre todo provenientes del sector financiero.

Fondos oportunistas, como Patrizia, GoldenTree, BainCapital, KKR, Axactor, Oak Tree, Oak Hill, Carval, Intrum, Fortress, Castlelake o Walterfall, han decidido entrar de lleno en España. El objetivo es hacerse con las carteras inmobiliarias que los bancos están vendiendo ahora con más urgencia que en años anteriores.

El Banco Central Europeo, además de la Comisión Europea y del Banco de España, han decidido apretar las tuercas a las entidades financieras para que se desprendan lo antes posible de su lastre inmobiliario, tanto de inmuebles como de créditos vinculados a este sector.

Los principales bancos españoles, de hecho, ya han comenzado a explorar el mercado para poner en venta grandes paquetes de sus activos tóxicos para finalizar definitivamente entre este año y el próximo su saneamiento, y pasar página a un negocio que nunca fue el suyo, el inmobiliario.
De momento, el pasado año los grandes bancos vendieron activos inmobiliarios por unos 55.000 millones de euros. Aunque alguna de estas operaciones, como la venta de 13.000 millones de euros en activos adjudicados de BBVA a Cerberus, se materializarán en la segunda mitad de este año. Para el presente ejercicio se prevén ventas de unos 30.000 millones de euros, según los expertos. Aunque la cifra puede superarse si al final Sabadell, BBVA, Santander, Bankia y CaixaBank, al margen de Sareb, encuentran compradores para el ladrillo que les queda durante lo que resta de ejercicio. Y estos son los activos que quieren aprovechar para su compra estos fondos medianos.

Haya Real Estate, la sociedad de gestión inmobiliaria de activos adjudicados controlada por el fondo oportunista Cerberus, quiere también aprovechar la entrada de nuevos fondos en el negocio inmobiliario en España para convertirse también en su servicer. Hay que tener en cuenta que el contrato de la filial de Cerberus con Sareb, que supone en la actualidad el 60% de los activos que gestiona (unos 40.000 millones de euros, de los que 30.000 millones son créditos y 10.000 millones inmuebles), caduca en diciembre de 2019, aunque es prorrogable hasta 2021.

También gestiona los activos de Cajamar, ING, Liberbank y Bankia (incluidos los de BMN). Y una vez que BBVA firme el acuerdo definitivo con Cerberus administrará, además, los activos adjudicados que vayan entrando nuevos al banco que preside Francisco González, y que estarán al margen del acuerdo con el fondo estadounidense.

Haya, que pretende salir a Bolsa en octubre si el mercado lo permite, ya abrió a finales de 2017 sus servicios a un fondo, Walterfall, y tras esta experiencia su objetivo es ampliar su diversificación. De esta forma, espera que en tres años el 50% de los activos que administre sean de fondos medianos o pequeños, una vez que la banca vaya desprendiéndose de sus inmuebles, lo mismo que Sareb. Estos fondos carecen de una gestora de servicios inmobiliarios. El conocido como banco malo, mientras, tiene prisa, como el resto del sector, en vender sus distintas carteras de inmuebles y créditos vinculados al ladrillo.

Haya vendió el pasado año unos 4.200 millones de euros, con un incremento del 8% sobre el ejercicio precedente. Para el presente año la cifra que maneja es muy similar, aunque no se descarta que al final las ventas sean superiores.

La firma Haya Real Estate está valorada en unos 1.200 millones de euros, según los expertos.

Otras claves

Bankia. Haya Real Estate firmó el pasado 27 de abril con Bankia una novación de su contrato de gestió, en la que se incluían los 5.400 millones de euros de activos de BMN. El contrato tiene una duración mínima de 10 años e incluye un derecho de cancelación anticipada para Bankia

Contrato. Haya pagará a Bankia una comisión inicial de 40,8 millones de euros y un pago diferido de 66,8 millones en los próximos meses.

Normas