Aumentar un 400% los ingresos de un negocio gracias a un microcrédito social

El crowdfunding social se posiciona como una excelente combinación de apoyo al emprendimiento social y aumento de los beneficios empresariales.

mujeres emprendedoras

Como se suele decir, la necesidad agudiza el ingenio. Y en este caso se cumple al cien por cien. Pastorcita es una emprendedora nicaragüense que ha conseguido aumentar sus ingresos un 400% en un año. Lo ha conseguido creando el “Uber de las fruterías” en su país, Nicaragua.

Mujer emprendedora, sin recursos, pero con ilusión. Así era Pastorcita. Decidió solicitar financiación para poner en marcha un negocio. En concreto, pidió un préstamo de 1.000 euros a Microwd, una empresa dedicada a conectar mujeres emprendedoras latinoamericanas con inversores en busca de proyectos rentables. Pastorcita ha montado un negocio que consiste en llevar frutas y verduras a domicilio, con pedidos que realizan a través de redes sociales, como Facebook y Whatsapp. Un año después de solicitar el préstamo y ponerlo en macha, ha conseguido multiplicar sus ingresos y aumentarlos en un 400%, además de dar empleo a siete mujeres y a un repartidor que se encarga de llevar los pedidos.

Financiación social

Esta es una de las historias de Microwd. Esta empresa tiene como objetivo conectar mujeres emprendedoras en Latinoamérica con inversores. Por un lado, mujeres con pocos recursos y una idea de negocio que necesita financiación. Por el otro, inversores que buscan proyectos con una alta rentabilidad económica, pero también con impacto social. De esta manera, la compañía ya suma 900 mujeres emprendedoras que se han beneficiado de préstamos y que pueden hacerles frente gracias a negocios exitosos. También cuenta con 220 inversores españoles que han invertido en estos proyectos. Se suman más de 900.000 dólares de inversión y una tasa de impago por debajo del 3%. El 60% de las mujeres han conseguido aumentar sus ingresos con el primer préstamo y el 30% con el segundo.

Gracias a iniciativas y empresas como esta se crean lo que se denomina “círculos de influencia”, ya que las mujeres juegan un papel crucial en la disminución de la pobreza, y son el pilar familiar y social.

Normas