Easyjet se cruza en el camino de IAG en el interés por Norwegian

Un alianza comercial o el traspaso de activos a la 'low cost' británica puede ser una alternativa a la venta del 100% para la nórdica

El consejo de la noruega se manifiesta contrario a dos ofertas del holding anglo-español

Resultados IAG pulsa en la foto

La aerolínea de bajo coste Norwegian tantea distintas opciones de forma paralela a la venta de una mayoría del capital al holding IAG. Y una de esas bazas la protagoniza Easyjet, otro de los grandes del sector aéreo europeo.

Fuentes del mercado aseguran que existen contactos entre esta última low cost y la compañía nórdica. Más que de una segunda opa en ciernes, que compitiera con la potencial oferta de adquisición de IAG, se trataría de la búsqueda de una alianza comercial o del traspaso de ciertos activos de Norwegian que encajen en la estrategia de la aerolínea naranja. Las desinvesiones darían oxígeno a un gigante emergente actualmente en pérdidas, como es la noruega.

IAG 7,47 -0,82%

Easyjet ha renunciado durante años a dar el salto al largo radio, donde se está haciendo fuerte Norwegian. Sin embargo la británica sí se ha prestado como alimentador de operaciones de larga distancia, con acuerdos sin exclusividad como el que tiene firmado con la propia Norwegian. Entre los activos de esta última figuran slots especialmente en el norte de Europa, flota y pedidos de nuevos aviones.

La vía de Easyjet se cruza con el interés de IAG por controlar la firma que ha revolucionado el sector aéreo en los últimos tiempos con sus vuelos de largo radio y bajo coste. Norwegian ha desvelado esta mañana que su consejo ha analizado y rechazado en los últimos días hasta "dos ofertas condicionales" de compra realizadas por el holding de aerolíneas que engloba a British Airways, Iberia, Vueling y Aer Lingus.

IAG tomó un 4,61% de Norwegian el pasado 12 de abril y manifestó su interés de negociar, desde la posición de accionista, la adquisición de la compañía cotizada en Oslo. Pero su primer ejecutivo, Willie Walsh, ha manifestado a la prensa española que esas supuestas ofertas no han existido.

Con puja en firme o simplemente acercamientos informales, el hecho es que los contactos, que sí reconoce Walsh, no han obtenido fruto. La nórdica explica que las propuestas de IAG "infravaloran a Norwegian y sus perspectivas de futuro". El consejero delegado, Bjørn Kjos, y su equipo han manifestado el compromiso con la ejecución "de la estrategia establecida y en beneficio de todos los accionistas".

Walsh, por su parte, afirma que IAG sigue estudiando "todas las opciones" respecto a Norwegian, calificada como una "inversión atractiva". A renglón seguido ha dejado la puerta abierta a "novedades" en las próximas semanas.

En cuanto a Easyjet, se está mostrando como uno de los agentes más activos en la integración del sector. No está comprando aerolíneas, pero ha pujado por partes de Air Berlín o Alitalia, entre otras, sin comprometer su estrategia, pero tratando de ganar posiciones en el mapa europeo.

Dos fundadores y varios fondos

Los principales accionistas de Norwegian son los dos fundadores, el consejero delegado Bjorn Kjos y el presidente del consejo Bjorn Kise, a través de la instrumental HBK Invest, con un 26,8% del capital. El fondo noruego Folketrygdfondet tiene con un 6,1%; JP Morgan controla un 5,1%, y otro 5% está en manos de Danske Capital. Un total de 20 inversores controlan el 64,8% de la empresa. Un acercamiento hostil podría tener la dificultad de encontrar el rechazo de los fundadores si no se ofrece una suculenta prima. De hecho, Kjos se ha movido en las últimas semanas entre el recelo hacia la ofensiva de IAG a la disposición a hablar con este y otros grupos.

Desde IAG se ha explicado esta mañana a los analistas, en el contexto de la presentación de resultados del primer trimestre, que el alza del precio del combustible puede derivar en problemas para algunas aerolíneas en Europa, así como una reducción de la oferta existente en el mercado a finales de año. La propia IAG estará atenta a las oportunidades, así como a la necesidad de posibles ajustes.

IAG dispara el beneficio

La propietaria de British e Iberia ha cerrado el primer cuarto del año con un beneficio de las operaciones de 280 millones, un 75% por encima de los 160 millones cosechados a marzo de 2017. Las ventas del grupo IAG han mejorado un 2,1%, hasta los 5.022 millones, y el beneficio después de impuestos se dispara desde los 57 millones del primer trimestre de 2017 hasta los 794 millones declarados hoy. En este caso incluyen partidas excepcionales netas de 678 millones derivadas de el cierre de los planes de pensiones NAPS y BARP de British Airways. La deuda neta cae un 9,2%, marcando 6.447 millones, cifra que  multiplica por 1,2 el Ebitdar (1,5 veces hace un año).

La producción de las aerolíneas de IAG, medida en asientos ofertados por kilómetro operado (AKO), ha aumentado un 4,1%.La cifra de pasajeros, por su parte, sube a 22,95 millones, un 8,5% más. Y el factor de ocupación de los aviones asciende del 79% de hace un año a un 80,5%.

"Nuestra tendencia positiva de los ingresos unitarios de pasaje continúa con un incremento del 3,5% a tipos de cambio constantes. Esta tendencia se benefició del efecto de las fechas de la Semana Santa. Nuestros costes unitarios, excluido el combustible antes de partidas excepcionales, disminuyeron un 0,9% a tipos de cambio constantes", ha valorado Willie Walsh. Los gastos de personal se han mantenido estables en 1.115 millones y el de combustible sube un 4,7%, hasta los 1.112 millones.

Normas