El inversor prefiere el alquiler residencial al turístico

Casaktua revela que la compra sube con fuerza frente a una ligera caída del arrendamiento

El 82% de los encuestados cree que se están cometiendo los mismos errores que en la burbuja

El inversor prefiere el alquiler residencial al turístico

La recuperación económica, unida a la alta demanda de vivienda, más solvente y con mayor facilidad de acceso a la financiación hipotecaria pronostica un favorable 2018 después de que el año pasado cerrara como el mejor para el mercado desde 2008.

Esta es una de las principales conclusiones del estudio La demanda de vivienda en España. Diez años después del estallido de la crisis, presentado este martes por el portal Casaktua. El informe, elaborado a partir de 1.100 encuestas a mayores de 25 años, sostiene que el 37% de los españoles tiene intención de cambiar de vivienda próximamente.

De ellos, el 24% busca hacerlo en una casa de su propiedad, mientras el 13% restante persigue convertirse en inquilino. Comparados estos números con los del año anterior, destaca cómo aumenta la demanda de vivienda en propiedad en siete puntos porcentuales (pasa del 17% al 24%), mientras retrocede suavemente, del 14% al 13%, quienes optan por vivir en régimen de arrendamiento.

Preguntada si este cambio de tendencia en materia de alquiler se debe a una consecuencia coyuntural o es más estructural, dado el gusto de los españoles por la propiedad, la directora comercial de Casaktua, Chus de Miguel, admitió que quizás haya que esperar para comprobar si se consolida el retroceso del arrendamiento.

En cualquier caso, subrayó que España es un país con una cultura de comprar casa muy arraigada y la actual subida de los precios del alquiler está animando el mercado de la propiedad. Lo avalan datos como que el 58% de quienes eligen alquilar en realidad preferirían comprar, pero no lo hacen porque sus circunstancias económicas no se lo permiten. Otro hecho relevante que arroja este análisis es que el 10% de los futuros compradores tiene claro que quiere adquirir una casa como inversión.

Dentro de las distintas modalidades que le ofrece el mercado, uno de cada tres tiene intención de comprar para alquilar, le sigue un 14% de los futuros inversores que prefiere el alquiler turístico. El 12% se decantará por reformar la casa que adquiera antes de volver a venderla, mientras que otro 12% también ve interesante la opción de comprar la vivienda ya con un inquilino.

El informe también subraya que casi uno de cada cinco inquilinos, el 18%, ha sufrido un incremento de la mensualidad del alquiler en el último año. Se trata de una subida de hasta 50 euros mensuales en el 24% de los casos y de hasta 100 euros en el 10%.

En materia de precios, Chus de Miguel señaló que los precios de la vivienda en propiedad y del alquiler seguirán creciendo en comunidades como Madrid y Cataluña, pero que en otros lugares como Ciudad Real no se esperan subidas y en otros muchos donde no existe apenas demanda, lo lógico es que las casas continúen abaratándose.

En este sentido, De Miguel explicó que no cree que se produzca una burbuja inmobiliaria porque "todavía hay que desaguar el stock que hay en muchas zonas procedente de las entidades financieras".

Además, destacó que la situación actual es muy diferente a la de 2007 -antes del comienzo de la crisis económica- porque, en su opinión, los precios actuales están "un 44%" por debajo de los de ese año y los bancos "no están cometiendo los mismos errores" con las hipotecas, ya que cuentan con unos departamentos de riesgos "muy activos". Señaló que en el alquiler es "más fácil" que se produzca una burbuja porque hay poca oferta y mucha demanda.

Por último, sorprende que, pese a que las casas aún se encuentran lejos de los precios máximos alcanzados en 2007, el 82% de los encuestados cree que se están cometiendo los mismos errores que en el pasado.

Normas