Los resultados empresariales y el repunte del bono a 10 años llevan a Wall Street a terreno negativo

Tras abrir con ganancias, el Dow Jones y el Nasdaq ceden un 1,7%

El Ibex, lastrado por Santander, retrocede un 0,39% y pierde los 9.900

ibex 35
Imagen de una instalación petrolera. REUTERS

El asalto a los 10.000 tendrá que esperar. Los inversores aguardaban a conocer la temporada de resultados para poner fin a la atonía de los últimos meses. Pero la primera gran jornada depara más tristezas que alegrías. En una sesión marcada por los resultados de Santander, el selectivo puso fin a cinco jornadas consecutivas de moderados ascensos y corrige un 0,39%, hasta los 9.883 puntos. Los resultados empresariales también dejaron malas noticias al otro lado del Atlántico, que perdía más de un 2% a media sesión, lastrado también por el bono a 10 años, que ha cruzado la barrera del 3%.

El lastre de la Bolsa española fue sin lugar a dudas uno de los pesos pesados: la entidad que preside Ana Botín. El banco comunicó ayer un incremento del beneficios del 10% en los tres primeros meses del año (2.054 millones). “A priori, las cifras del Banco Santander están en línea con lo esperado; algo mejor a nivel beneficio neto, pero peor a nivel explotación por un repunte en los costes de explotación consecuencia de las inversiones que ha llevado a cabo la entidad en trasformación comercial y digital”, señalan desde Link Securities. Esto no ha impedido que los inversores recibieran las cuantas con abultadas caídas. Santander se convirtió en la cotizada más castigada con una caída del 3,25%. Unas caídas que vinieron acompañadas de un elevado volumen de negociación. El banco movió un un tercio de lo negociado en la sesión entre efectivo y operaciones en bloque. Es decir, fue de lejos el valor más negociado.

 A Santander le siguió otro banco, Sabadell, que bajó un 2,52%. Por su parte, Siemens Gamesa retrocedió un 1,55% y Grifols, un 1,54%. En el lado opuesto, se situaron IAG y Gas Natural, con un alza ambos del 1,67%; Inditex (1,47%) y Repsol (1,27%).

Principales cotizaciones

IBEX 35 8.889,60 -1,20%
USD x EUR 0,8727 0,391%
EUROSTOXX 50 3.211,59 -0,97%
Petroleo Brent 79,340 -0,887%

La tendencia bajista no fue algo exclusivo del selectivo español. En Europa el Euro Stoxx y el Dax también se tiñeron de rojo y cedieron un 0,06% y un 0,17% respectivamente. En Alemania las referencias de la jornada fueron el IFO alemán y los resultados la tecnológica SAP. La confianza de los inversores en Alemania bajó en abril por quinto mes consecutivo porque la mayor economía de Europa se ralentiza tal y como adelantó el lunes el Busdesbank. Las alzas se impusieron, por contra, en el Cac francés (0,1%), el FTSE británico (0,36%) y el Mib italiano. 

UBS se muestra escéptico con el sur de Europa y en un informe apunta que el crecimiento en España, Italia y Portugal se revertirá gradualmente hacia unos ratios exiguos, debido a que el efecto beneficioso de los factores externos se está desvaneciendo. En este contexto, la firma infrapondera la Bolsa española debido a unas expectativas poco prometedoras para los ingresos y el hecho de que los mercados no han puesto en el precio los riesgos derivados de las elecciones en México.

Al otro lado del Atlántico, la principal noticia ha sido que el bono de EE UU a 10 años ha superado este martes de manera momentánea la barrera psicológica de los 3%. En febrero la simple aproximación a este nivel desató una fuerte oleada de ventas en las Bolsas mundiales, pero ahora los inversores empiezan a acostumbrarse a un entorno de tipos más altos. De hecho, JP Morgan ha afirmado que la barrera clave para las Bolsas está ahora en el 4% para el bono a dos años.

Este ascenso del bono a 10 años unido a los malos resultados empresariales como los del grupo 3M o la aseguradora Traveleres llevaron al Dow Jones ha cerrar con unas caídas del 1,7%. Lo mismo cedió el Nasdaq, lastrado por las caídas de Facebook, Amazon, Apple, Netflix y Alphabet (a pesar de que ésta publicó el lunes unos resultados positivos).

No obstante, que los mercados se acostumbren a unas tasas más elevadas no significa que las Bolsas se decanten por las compras. La prueba es que al cierre de los mercados en Europa el Dow Jones y Nasdaq registraban pérdidas superiores al 1% mientras el S&P 500 moderaba los descensos al 0,36%.

Las rentabilidades en Europa continúan lejos de los niveles del 3%. La razón fundamental es que la economía de la región está en una fase del ciclo menos madura con el BCE comprando activos por importe de 30.000 millones mensuales. Precisamente la política monetaria es uno de los frentes a vigilar los próximos días. En la zona euro empieza a extenderse la idea de que Mario Draghi se tome con pausa el proceso de normalización monetaria. La reciente guerra comercial y la fortaleza del euro son motivos más que suficientes para extender las compras de deuda más allá de septiembre. En este contexto, la rentabilidad de la deuda alemana a 10 se mantiene estable en el 0,63% y la española, por debajo del 1,3%.

Las noticias sobre el futuro del acuerdo de la OPEP y la posibilidad de Donald Trump rompa el acuerdo firmado por los países occidentales para levantar las sanciones a Irán añaden más incertidumbre al crudo. El barril de Brent se sitúa al filo de los 75 dólares.

Normas