Cada vez hay menos ricos en Europa

El viejo continente, a pesar de que creció en el número de riquezas ultra elevadas, cedió en 2017 la segunda posición a Asia

En el mundo hay un 10% más de población millonaria: 129.730 personas se reparten 21,4 billones de euros

Millonarios
Getty Images

El número de personas con una riqueza en activos netos equivalente o superior a los 50 millones de dólares (40,5 millones de euros al cambio actual) creció un 10% en 2017. Este segmento de la población mundial asciende a 129.730 personas, con una riqueza conjunta de 26.400 billones de dólares (21,4 billones de euros). Los datos se desprenden de la duodécima edición del informe The Wealth Report 2018, elaborado por la consultora inmobiliaria británica Knight Frank.

El citado estudio pone de manifiesto que la riqueza ultra elevada en el mundo, a partir de los 50 millones de dólares, creció en 2017 a un ritmo superior a los cinco años anteriores, en los que la subida acumulada se limitó al 18%. Esta aceleración en la creación de riqueza a escala global refleja el momento favorable de la economía internacional desde comienzos del año pasado. Los expertos de la citada consultora resaltan que se está propiciando el caldo de cultivo perfecto para la creación de riqueza, y las previsiones más sólidas y fiables en torno a la evolución de la economía en el mundo, respaldan las estimaciones de los especialistas en el desarrollo de riqueza: de hecho, la previsión para 2022 sitúa el crecimiento del número de personas consideradas ricas en un 40%. Norteamérica sigue siendo la región más próspera y alberga a una de cada tres de las riquezas más elevadas del planeta (el 34% del total).

En este sentido, Europa cedió a Asia la segunda plaza en la clasificación internacional, a pesar de que el número de ultra ricos alcanzó en 2017 las 35.180 personas, un 10% más que en el ejercicio anterior. Este significativo incremento en el continente europeo, sometido a diversos desafíos de orden político, puede explicarse por el crecimiento del PIB, junto con la decisión del BCE de retrasar modificaciones en su política monetaria. Por otra parte, el informe muestra que las personas con más de cinco millones de dólares en activos netos, considerados multimillonarios, aumentó un 9% durante el año pasado, mientras que la población semimilmillonaria, con activos iguales o superiores a los 500 millones de dólares se elevó en todo el mundo en un 11%. En los próximos cinco años, la población mundial de multimillonarios aumentará un 43%, mientras que aquellos que se encuentran en las categorías de más de 50 y de 500 millones de dólares lo harán en un 40% y un 39% respectivamente.

El informe presta atención al índice PIRI 100, que analiza los datos de rendimiento y evolución de los cien mercados residenciales de lujo y de segunda residencia del mundo, que creció un 2,1%, frente al 1,4% de 2016. El ranking de las ciudades más ricas del mundo, por delante de Londres, que ha resistido tras la incertidumbre del brexit, lo encabeza la ciudad de Nueva York. En el décimo puesto de las ciudades con mayor crecimiento de precios en el mercado residencial de alta gama entra Madrid, que experimentó en 2017 un aumento del 10,6% en las valoraciones en el segmento inmobiliario, siendo la cuarta ciudad europea incluida en el citado índice, por detrás de Ámsterdam (15%), Fráncfort (12,9%) y París (12%).

Según el mismo estudio, Barcelona, Marbella, que sube del puesto 81 al 38, y Mallorca, que se mantiene en el peldaño 42, registran un incremento de precios positivo. En cambio, los precios en Ibiza descienden. “España está en el foco de los grandes patrimonios, y Madrid está siendo más atractiva que nunca para las grandes fortunas, es una ciudad que crece por encima del 3%, tenemos buenas infraestructuras, acceso a financiación hipotecaria y seguridad física y jurídica”, destaca Carlos Zamora, director de residencial de Knight Frank.

En qué invierten las grandes fortunas

Arte. Por primera vez, las piezas artísticas lideran el informe de bienes e inversiones de lujo de 2017, con un crecimiento del 21%.

Vino. En segundo lugar, en cuanto a las preferencias de inversión de los adinerados, se encuentra el vino, y despunta el interés por el whisky.

Muebles y decoración. Por el contrario, decrece las inversiones en elementos decorativos y en cerámica china, con un descenso en la inversión del 5% y el 1%, respectivamente, a pesar de grandes adquisiciones, como cuatro sillas antiguas chinas que se vendieron el año pasado por 7,4 millones de dólares.

Normas