El enfoque al ‘show’ de Alimentaria impulsa su dimensión internacional

El salón propicia 12.500 encuentros entre empresas nacionales e internacionales

Esta es la edición con más expositores y asistentes

 Un cortador de jamón realiza su trabajo en un expositor en la segunda jornada del Salón Alimentaria, el más importante de España, en una edición que se se celebra conjuntamente con Hostelco, el certamen dedicado al equipamiento hostelero.
Un cortador de jamón realiza su trabajo en un expositor en la segunda jornada del Salón Alimentaria, el más importante de España, en una edición que se se celebra conjuntamente con Hostelco, el certamen dedicado al equipamiento hostelero. EFE

Alimentaria es hoy la gran cita del sector de la alimentación y bebidas en España. Prueba de ello es la edición de este año, en la que todos los pabellones del recinto de Gran Vía de Fira de Barcelona están llenos, algo solo al alcance de certámenes como el Mobile World Congress. Allí se reúnen desde el lunes y hasta el jueves más de 4.500 empresas y cerca de 150.000 visitantes, pero no hace tanto era un congreso más enfocado a las necesidades industriales y económicas del sector.

Desde 2012, cuando Fira de Barcelona se quedó con el 50% que le quedaba de esta feria, esta se centró en desarrollar el modelo que ha hecho de Alimentaria una feria mundial y comparable a la del Mobile: la innovación, las muestras de los productos... El show, en definitiva, tomaron protagonismo. Los organizadores aseguran que no han olvidado las necesidades del sector, sino que, al contrario, hacer visibles a las empresas las ayuda a superar un gran reto de la alimentación: seguir creciendo en las ventas al exterior.

“La feria es la mejor oportunidad para presentar novedades y para hacer negocios”, asegura Manel Macià, director comercial de la empresa de productos precocinados y congelados Maheso. De presentar novedades sabe algo, ya que suyas son las croquetas de gintonic que ya se han hecho famosas en este congreso. En su opinión, más allá de innovación, el reto más importante es el de la internacionalización. “Somos una empresa familiar, de 450 trabajadores y que factura unos 100 millones de euros, y las ventas al exterior representan el 10%”, explica.

Alimentaria lleva ya en su nombre un compromiso con las empresas para impulsar los negocios con el extranjero. El congreso se llama Salón Internacional de Alimentación, Bebidas y Food Service. En esta edición, la más grande en número de expositores y asistentes, el 27% de los profesionales son de fuera de España. La Unión Europea lidera la presencia extranjera, con Italia, Francia, Portugal, Reino Unido y Alemania como los países que más visitantes aportan. Este año, además, Alimentaria se celebra al mismo tiempo que la feria Hostelco, dedicada a los hoteles y la restauración y muy enfocada, por su naturaleza, al mercado internacional.

La visión global de Alimentaria llega en un buen momento para el sector, según los últimos datos que proporciona la FIAB, la patronal de la industria. En 2016, las exportaciones llegaron a los 27.500 millones de euros, un 8,4% más que el año anterior. Para fomentar las exportaciones, la organización ha incrementado un 30% la inversión en el programa Hosted Buyers para acoger a 800 compradores internacionales, que participan en las más de 12.500 reuniones de negocio que se celebran en Alimentaria. El salón no solo fomenta la venta al exterior, sino que busca ofrecer el mercado español a las empresas extranjeras, tal como aseguró el presidente de Alimentaria y de Fira de Barcelona, Josep Lluís Bonet: “Alimentaria es una puerta de entrada al mercado español y europeo para las compañías internacionales”.

El jamón y el vino, atractivos para el extranjero

Productos estrella. Dos referentes de la alimentación española, el vino y el jamón, son también dos de los grandes atractivos de la feria Alimentaria. Productos que resisten a la fiebre por la innovación que asalta a los demás ámbitos de la alimentación, ya que los mercados extranjeros, especialmente el asiático, valoran tanto una copa de vino tinto como una loncha de jamón. En Alimentaria, más de 700 bodegas están presentes para 34.000 compradores son extranjeros. Además, el jamón sigue seduciendo al mercado chino, con un 8,4% más de exportaciones en 2017.

Normas