La banca española opta a compensaciones por el escándalo de la manipulación de divisas

El sector merece unos 80 millones de indemnización por el daño sufrido

Las entidades pueden reclamar su parte ante la justicia de EE UU

La banca española opta a compensaciones por el escándalo de la manipulación de divisas Ampliar foto

El escándalo de manipulación del mercado de divisas y tipos de interés, como el líbor, que ha salpicado en los últimos años a una quincena de las principales entidades financieras internacionales podría terminar beneficiando ahora a la banca española. Las entidades implicadas acabaron dando carpetazo a siete casos de fijación de precios investigados por las autoridades estadounidenses, británicas y suizas, entre otras, consignando un total de 3.469 millones de dólares (unos 2.800 millones de euros) para compensar a los afectados. La banca española opta ahora a una parte de esas indemnizaciones.

En concreto, las principales entidades financieras españolas podrían aspirar a recibir unos 96 millones de dólares (alrededor de 80 millones de euros) por su operativa en un mercado presuntamente manipulado, según los cálculos realizados por el bufete Cigarrán Abogados. La estimación se basa en el peso que tenían las transacciones en divisas de las entidades españolas en el mercado global. Aunque los diferentes casos de manipulación abarcan desde el año 2004 al 2015, el foco se ha puesto en los últimos ejercicios analizando la cuota de cada banco recogida por el Euromoney Report de 2008 y el calado del sector de cada país que figura en el informe del Bank for International Settlements de 2010. Los datos indican que la banca española movía entonces unos 29.000 millones de dólares en divisas, el 0,57% del mercado.

Las entidades españolas tienen ahora la posibilidad de solicitar la parte que les corresponda de las indemnizaciones gracias a que las reclamaciones fueron presentadas a través de class action, un tipo de demanda colectiva del derecho estadounidense que permite a todos los perjudicados reclamar una compensación pese a no haberse personado judicialmente en los litigios abiertos. Desde Cigarrán Abogados, expertos en este tipo de procedimientos, explican que el dinero de los beneficiarios que no lo reclamen será repartido entre el resto, lo que resulta habitual porque muchos potenciales receptores desconocen la posibilidad de solicitar el dinero.

Aunque acabaron pagando a cambio de no reconocer expresamente su participación en los hechos, algunas de las principales entidades investigadas que han consignado dinero para los afectados son Deutsche Bank, UBS, Barclays, Citigroup, Royal Bank of Scotland (RBS), JP Morgan, HSBC, Goldman Sachs, Morgan Stanley, Bank of America, BNP, RBC, Société Générale o Bank of Tokyo. Se las relaciona con siete presuntos casos de manipulación del mercado de divisas.

La causa más relevante, que tramita en EE UU el Tribunal del Distrito Sur de Nueva York, aborda la presunta conspiración de 16 entidades financieras internacionales para fijar precios en el mercado de divisas, violando la Ley Antimonopolio Sherman y la Ley reguladora de los mercados de materias primas. Los demandantes aseveran que estas entidades compartieron información de sus márgenes comerciales mediante el uso de chats, entre otros medios, lo que afectó a las tasas de referencia de divisas y a la fijación de precios. Los demandados han depositado 1.894,4 millones de dólares de los que la banca española puede aspirar a unos 67 millones.

Un segundo caso, en el que media una class action en Ontario y otra en Quebec, acusa a 16 entidades de conspirar para manipular el mercado de divisas en el mercado canadiense. Hay consignados 81,6 millones (2,89 susceptibles de ser cobrados por la banca española).

En tercer lugar, hay dos class action más sobre la presunta manipulación de los tipos de cambio aplicables a operaciones en yenes como el Yen Libor y el Euroyen Tibor, así como el precio de los derivados basados en el EuroYen entre 2006 y 2011. En juego 236 millones (2,1 en España).

Otros 408 millones (12,4 para la banca española) están depositados por la supuesta manipulación del índice ISDA que afectó a las operaciones en swaps sobre tipos de interés de 2006 a 2014.

La presunta manipulación del euríbor, y todos los instrumentos vinculados comercializados en EE UU entre 2005 y 2011, originaron 309 millones en compensaciones (3,3 para entidades españolas).

Un supuesto sistema ideado por Barclays para echar siempre el último vistazo a las operaciones sobre divisas, demorando su aceptación hasta que el precio fuera conveniente a través de la plataforma BARX, ilustran en Cigarrán, deja 50 millones en (429.424 dólares en España).

A su vez, la célebre –pero no reconocida– manipulación del líbor se saldó con 490 millones en compensaciones de las que la banca española puede lograr 7,9 millones de dólares. 

Más plazo para Banco Madrid

Cinco millones. Uno de los potenciales beneficiarios de las compensaciones consignadas ante la justicia estadounidense para los afectados por el escándalo de manipulación del mercado de divisas es Banco Madrid. La antigua filial de Banca Privada de Andorra (BPA) se encuentra en la fase final del proceso de liquidación abierto tras su intervención, en marzo de 2015, por la fuga de clientes que desató la denuncia por blanqueo de capitales para redes criminales contra su matriz. Desde Cigarrán Abogados estiman que la entidad podría recibir cinco millones de euros en indemnizaciones por su operativa en divisas y se ofrecen a hacerse cargo comprando a Banco Madrid sus derechos de cobro por el 20% de este valor.

Tiempo hasta mayo. El juzgado de Nueva York que atiende el asunto había dado hasta el 22 de marzo a los potenciales beneficiarios para reclamar su compensación pero ha ampliado el plazo hasta el 16 de mayo. La administración concursal de Banco Madrid tiene pendiente estudiar si acepta la oferta del bufete para sumar rápidos ingresos con los que ir pagando a sus acreedores o si trata de cobrar por su cuenta.

Normas