Los mayores 'hedge funds' del mundo apuestan más de 3.000 millones contra el Ibex

Bridgewater y AQR suman las mayores posiciones bajistas

Las empresas con más peso en el índice, por primera vez en la picota

hedge funds pulsa en la foto

gas. Un viejo refrán que bien se puede aplicar a la estrategia de los grandes pesos pesados de las finanzas con la Bolsa española. Si el Ibex no ha empezado el año precisamente con buen pie –cayó más de un 5% en el primer trimestre, el peor desde 2016–, los gurús bursátiles no esperan que los próximos meses sean mucho mejores.

Los mayores hedge funds del planeta han aprovechado los últimos meses para redoblar su pulso contra el Ibex. Siete de los mayores fondos de inversión libre del planeta han incrementado sus posiciones cortas en el selectivo. Tanto es así que las apuestas de seis de estas gestoras contra valores del índice superan ya los 3.000 millones.

El modus operandi de estos fondos, llamados de cobertura, es tomar prestados títulos de una compañía. Después las venden en un momento determinado del futuro si el precio de la acción es inferior al pronosticado. Y se embolsan así la diferencia.

Una operativa en Bolsa que ha tenido históricamente muchos enemigos. De hecho, la CNMV ha llegado a prohibirlos en diversas ocasiones. La última en junio, cuando vetó las posiciones cortas en las acciones de Liberbank tras la quiebra y resolución de Banco Popular.

Sus defensores opinan que las inversiones bajistas son un método de los gestores de fondos para mitigar el impacto de las turbulencias en Bolsa. Sus detractores arguyen que en realidad se trata de mera especulación y una forma legal de apostar contra una empresa, además de agravar las caídas bursátiles.

Lo cierto es que los datos difundidos quincenalmente por la CNMV son cada vez más aciagos para el Ibex. Si antes los inversores bajistas se cebaban con valores con poco peso en la composición del índice (como Dia, Cellnex o Técnicas Reunidas), ahora ponen en el objetivo a los pesos pesados del selectivo.

La primera piedra la puso en enero Bridgewater –un fondo estadounidense con activos gestionados por 12.000 millones de dólares– cuando afloró una apuesta contra la banca española con Santander o BBVA como punta de lanza. Actualmente suma más de 1.400 millones contra cuatro de las cinco empresas con mayor valor en Bolsa del Ibex (Santander, BBVA, Telefónica e Iberdrola). Solo se le escapa Inditex.

El emporio de Amancio Ortega comunicó el lunes por primera vez en su historia que un solo fondo ha realizado una apuesta en su contra superior al 0,5% del capital. El umbral mínimo exigido por la CNMV para informar de estas posiciones. Esto después de sufrir en febrero su peor sesión en Bolsa en nueve años tras dejarse más de un 7%.

El atacante contra Inditex es en esta ocasión otro gran hedge fund americano con más de 200.000 millones de dólares en activos gestionados, AQR, que invierte contra el Ibex en torno a los 1.000 millones. Este fondo se hizo célebre en España el año pasado por liderar las apuestas de los fondos contra Popular. Le acompañó en ello el fondo de capital riesgo británico Marshall Wace, que reparte ahora su apuesta de 200 millones entre Siemens Gamesa, Ferrovial y Cellnex.

Normas