PP y C’s redoblan su presión al PSOE para que no vete el Presupuesto

Los socialistas tienen la llave si el PNV mantiene su negativa a negociar

Maroto pide a Sánchez que ceda cinco escaños al azar

presupuestos generales del estado
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, observa en el Congreso al líder de Ciudadanos, Albert Rivera. EL PAÍS

La única certeza es que los Presupuestos Generales del Estado de 2018 entrarán hoy en el Congreso. Se desconoce si saldrán de allí o se quedarán varados ante una aritmética parlamentaria que parece que hoy juega en contra del Gobierno. El Ejecutivo tiene el apoyo asegurado del PP y de Ciudadanos y probablemente también logrará el favor de Coalición Canaria y Nueva Canarias. Suman en total 171, a cinco de la mayoría necesaria para sacar adelante las cuentas. El ejercicio anterior fue el PNV quien permitió con sus cinco escaños que las cuentas salieran adelante. Ahora, los nacionalistas vascos se niegan a sentarse a negociar mientras se mantenga la intervención de Cataluña a través del artículo 155. Si los partidos independentistas se ponen de acuerdo y nombran un presidente, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pondrá fin a la intervención, lo que abriría la puerta a alcanzar un acuerdo con el PNV. Paradójicamente, la suerte de los Presupuestos depende en buena medida de lo que decida el PDeCAT, ERC y la CUP en Cataluña.

Ante este panorama, las miradas se han dirigido hacia el PSOE, un partido que podría con su apoyo o abstención desbloquear el Presupuesto. El vicesecretario de Política Social y Sectorial del PP, Javier Maroto, pidió ayer “cinco votos del PSOE al azar” para lograr que los Presupuestos pasen el trámite parlamentario. “Si yo fuera Pedro Sánchez, prestaría cinco votos del PSOE al azar para eliminar ese chantaje del PNV”, dijo en una entrevista a RNE. El secretario general de los socialistas se mostró firme en su negativa a apoyar unos Presupuestos que, en su opinión, son “ideológicos” y buscan “consolidar un Estado mínimo, low cost”. Acerca de la propuesta de Maroto, Sánchez pidió que no se frivolice.

Así es el proyecto de Hacienda

Pensiones. El proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2018 que el Gobierno presentará hoy en el Congreso contempla un incremento de las pensiones mínimas y no contributivas del 3%. Las prestaciones contributivas aumentan entre un 1% y un 1,5%.

Rebaja fiscal. El umbral de tributación se eleva de 12.000 euros a 14.000 euros en el IRPF. Además, el impuesto se reducirá para los que ganan menos de 18.000 euros.

Funcionarios. El Presupuesto contempla un incremento del 1,75% del sueldo de los funcionarios. El aumento forma parte del pacto alcanzado con los sindicatos. El acuerdo incluye una subida salarial acumulada de como mínimo el 6,1% y que podría llegar al 7,42% en función de la situación económica.

Déficit público. España se ha comprometido con Bruselas a rebajar su déficit público al 2,2% del PIB a finales de este ejercicio, lo que supone un ajuste en torno a los 10.000 millones. Hacienda confía en que la recaudación tributaria aumente un 6%.

En cualquier caso, la presión al PSOE no ha hecho nada más que empezar. El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, aseguró que si el PSOE no facilita con su apoyo o abstención la aprobación de los Presupuestos, se convertirá en “cómplice” de los partidos independentistas. “Hay que pensar más en España que en las siglas. Pensar más en tu país que en tu Ejecutiva o incluso que en tu carrera personal”, dijo Rivera tras la reunión semanal con la cúpula de su partido.

Ciudadanos asegura que el PSOE no tiene motivos para oponerse a unos Presupuestos que incluyen medidas como una rebaja del IRPF a las rentas más bajas, la subida de un 3% de las pensiones mínimas y no contributivas, un incremento de los permisos de paternidad, nuevas ayudas fiscales para familias con hijos o una subida salarial del 1,75% para los funcionarios.

El Gobierno tiene claro que el trámite parlamentario para aprobar los Presupuestos no puede alargarse porque ya en el mes de junio debe definirse el techo de gasto para las cuentas de 2019. Aunque oficialmente Hacienda no se plantea el escenario de no aprobar los Presupuestos, internamente sí trabajan con esta posibilidad. Si el proyecto de ley que hoy entrará en el Congreso no sale adelante, el Ejecutivo optará por aprobar la subida del sueldo de los funcionarios o el incremento de las pensiones a través de reales decretos. Por esta vía, resultaría más fácil lograr los apoyos.

Aun así, no todas las medidas se aprobarían por esta vía. Es posible que algunas de las propuestas quedarán para incluirse en los Presupuestos de 2019.

En cualquier caso, en términos políticos, está por ver las consecuencias que tendría que el Gobierno no lograra los apoyos para aprobar el Presupuesto de 2018. Pedro Sánchez aseguró ayer que si las cuentas del Gobierno no superan la enmienda a la totalidad, Rajoy debería someterse como mínimo a una cuestión de confianza. Los socialistas presentarán la próxima semana unos Presupuestos alternativos que, en palabras del líder del PSOE, reflejan que es posible reducir la deuda pública y el déficit y, al mismo tiempo, “modernizar el modelo productivo y fortalecer el Estado de bienestar”.

La batalla parlamentaria que llega será notable y todo ello en un ambiente claramente preelectoral. De hecho, no es casual que estos Presupuestos incluyan guiños a colectivos de votantes relevantes como son los pensionistas y los funcionarios. Al tiempo, PP y C’s batallan para ponerse la medalla del incremento de las pensiones. Si no hay presupuestos, el escenario de un adelanto electoral ganará fuerza, aunque el Gobierno quiere agotar la legislatura.

Normas