China responde a Trump con aranceles a 128 productos de EE UU, incluido el vino

Las tarifas sobre importación varían del 15% al 25%

La lista incluye también productos porcinos, frutos secos y frutas

Camiones en el puerto de Los Ángeles
Camiones en el puerto de Los Ángeles EFE

China anunció hoy la imposición de aranceles comerciales a un conjunto de 128 productos estadounidenses, en respuesta a las tarifas que Washington anunció el mes pasado sobre las importaciones de acero y aluminio.

Un conjunto de 120 productos, entre ellos frutas, frutos secos y vino, tendrán un arancel del 15%, mientras que productos porcinos y relacionados tendrán un arancel del 25%, según anunció el Ministerio de Comercio. Se aplicarán aranceles también a algunos productos siderúrgicos. La medida, que entra en vigor hoy mismo, es una respuesta a los aranceles estadounidenses sobre el 25% en las importaciones de acero y del 15% en las de aluminio procedentes de China.

Beijing ya había adelantado que respondería a Trump con aranceles sobre importaciones por 3.000 millones de dólares (2.400 millones de euros). Con todo, no se han aplicado barreras comerciales a la soja, tal y como amenazó Beijing, una medida de severos efectos sobre el sector agrícola estadounidense, clave en la elección de Trump. 

En un comunicado separado, Ministerio de Comercio chino urgió también a Estados Unidos a dar marcha atrás en sus medidas, que según Beijing violan las normas de la Organización Mundial de Comercio (OMC) y a devolver los intercambios bilaterales a la senda de la normalidad. Beijing siempre insistió en que quería evitar una guerra comercial y advirtió a la Casa Blanca de que no abriese "una caja de Pandora".

Estos nuevos aranceles, con todo, no responden a la última amnaza de Trump, las barreras comerciales sobre 60.000 millones de dólares (48.500 millones de euros) en productos tecnológicos anunciadas posteriormente por supuestos robos de propiedad intelectual. El miedo a una escalada de barreras comerciales llevó a los mercados internacionales a fuertes pérdidas en las últimas semanas.

Crítica internacional

Las medidas de Trump han sido fuertemente criticadas por diversas organizaciones y la propia OMC anunció hace unos días que observa con gran atención y cautela las primeras consecuencias de la decisión de Estados Unidos.

Aunque la decisión de EEUU afecta a otros países, China es el que sale especialmente dañado ya que hasta ahora el mandatario ha decidido dejar fuera a sus socios norteamericanos -Canadá y México-, así como a la Unión Europea (UE), Australia, Corea del Sur, Brasil y Argentina.

El secretario del Tesoro de EEUU, Steven Mnuchin, aseguró la semana pasada que Estados Unidos seguirá adelante con los aranceles al acero y al aluminio, aunque reconoció que las medidas contra China "estaban sujetas a negociación".

"Estamos procediendo con estos aranceles a menos que tengamos un acuerdo aceptable y que el presidente dé su aprobación", agregó Mnuchin, quien aseguró que no tendrán un gran impacto en la economía a corto plazo pero que "lo que estamos haciendo es, a largo plazo, muy bueno para la economía".

Normas