El PSOE pide a Fomento claridad sobre el Plan de Vivienda

El Grupo Socialista en el Congreso presenta una proposición no de ley y una solicitud de comparecencia

Los socialistas denuncian que con el PP el presupuesto se ha reducido un 60%

vivienda
El ministro de Fomento, Iñigo de la Serna. EFE

El Grupo Parlamentario Socialista presentó ayer una proposición no de ley sobre el Plan de Vivienda 2018-2021 en el Congreso de los Diputados en la que insta al Gobierno a adoptar, con carácter urgente, cuantas actuaciones sean necesarias para que, en el plazo de tres meses, se suscriban los convenios de colaboración con las comunidades autónomas de modo que pueda llevarse a cabo la efectiva aplicación del plan y pueda beneficiarse a los ciudadanos de las ayudas contempladas en dicho plan. Además, solicitó la comparecencia del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, para informar del contenido definitivo del nuevo programa de ayudas y la dotación prevista para su financiación.

Y es que fuentes del Grupo Socialista recuerdan que mientras el Gobierno no suscriba los correspondientes convenios de colaboración con cada una de las comunidades autónomas para la aplicación en su territorio del nuevo plan, los ciudadanos no recibirán las ayudas previstas para garantizar el acceso a una vivienda.

"Durante las legislaturas que ha gobernado el Partido Popular, hemos venido comprobando la insensibilidad del Gobierno a la hora de garantizar el derecho fundamental a una vivienda digna y adecuada. Ha reducido el presupuesto destinado a vivienda en más de un 60%, ha privado a cerca de 300.000 familias del derecho a la subsidiación de préstamos convenidos, incluso a quienes ya los tenían reconocidos por planes anteriores, y ha eliminado la renta básica de emancipación destinada a los jóvenes", asegura el texto de la proposición al que ha tenido acceso Cinco Días.

En este sentido, los socialistas recuerdan que a pesar del importante número de personas en situación de especial vulnerabilidad que necesitan las ayudas previstas en el Plan para poder acceder o mantener su casa, "el Gobierno se ha mostrado insensible, dejando a más de 108.000 familias desamparadas, con el temor de no poder hacer frente al pago de su vivienda, y en la tesitura de que, en el mejor de los casos, estas ayudas no serán efectivas hasta la segunda mitad del presente año, dado que dependen para su aplicación de la firma de convenios con cada una de las comunidades autónomas".

Normas