La prima de riesgo a 78 puntos y el bono a diez años a 1,35% -- mérito de todos los españoles

Muchos recordarán los angustiosos meses en 2012 cuando un rescate de la economía española por parte de la troika -- FMI, BCE, Comisión Europea -- parecía inevitable. En verano de 2012 los inversores llegaron a exigir más de un 7% para comprar el bono a diez años, y la prima de riesgo respecto al Bund alemán superaba los 500 puntos. El anuncio por parte del presidente del BCE, Mario Dragui, de que utilizaría todo el arsenal derl BCE para asegurar el futuro del euro jugó un papel fundamental en calmar a los mercados. Pero la austeridad y reformas estructurales aplicadas en España también explican el descenso espectacular de los costes de financiación de la deuda española.

A pesar de las turbulencias en los mercados bursátiles, la prima de riesgo de España se mantiene en mínimos históricos -- 79 puntos -- y el tesoro español sólo tiene que pagar 1,35% para vender el bono a diez años. Si todo fuera mérito del BCE, no se explica por qué los costes de financiación para España han descendido mucho más que para otros países de la eurozona como Italia. España paga bastante menos para vender el bono a 10 años que EEUU, Canadá, Australia, Hong Kong, Corea del Sur, Singapur y el Reino Unido, todos países altamente solventes. Haber superado a la baja en los últimos meses a Italia y al Reino Unido es un logro espectacular. La sociedad española aguantó la austeridad y las reformas estructurales, permitiendo el renacimieno de nuestro sector exportador a partir de 2012. Desde 2014 España ha encadenado 4 años seguidos de crecimiento, y el PIB ha aumentado por encima del 3% en 2015, 2015 y 2017.

Muchos españoles quisieran tener salarios más altos. Hay que tener en cuenta que la inflación está contenida y es mínima. El sacrificio de la sociedad española nos ha convertido en un modelo estudiado por países que, al igual que España en 2011, cuentan con un déficit público elevado, han perdido competitividad, y no crecen ni generan empleo. Aún hay que reducir la tasa de paro en España (16%) pero nuestro progreso es muy notable.

Normas