Día, el súper de descuento llegó para quedarse

Cambió las reglas del juego de la distribución española con un modelo

de negocio desconocido hasta 1979

supermercados dia

Casi al mismo tiempo que nacía este diario, Distribuidora Internacional de Alimentación, o mejor dicho, Dia, abría su primera tienda en una zona residencial del oeste de Madrid. Era 1979, los autoservicios eran aún una novedad y la Transición trajo un nuevo modelo de supermercado con el que olvidamos, definitivamente, los ultramarinos de toda la vida. Los españoles (más bien las españolas) tenían que acostumbrarse ahora al establecimiento de descuento y a su estética.
Esta fórmula, traída directamente de Alemania, se centra básicamente en las marcas propias, el surtido limitado y en una política de precios bajos que incluye poca parafernalia en sus lineales. Diez años más tarde, en 1989, el modelo ya funcionaba a pleno rendimiento y la cadena apostó por las franquicias para su expansión nacional.

A mediados de los noventa, Dia se instala en Portugal bajo la enseña MiniPreço. Después llegaron a Grecia, Argentina, Turquía y hasta China (hoy en venta por las pérdidas) en la década de los años 2000. El desembarco en Francia se hizo con la integración en el grupo Carrefour al comienzo del nuevo siglo.

El modelo de Dia era imparable y en julio de 2011 da el salto al parqué. Con el debut en el mercado de valores vino su ruptura definitiva con el grupo francés Carrefour y el posicionamiento como una marca totalmente española.

María Llopis
María Llopis, presidenta de Dia.

En los últimos tiempos, la cadena de supermercados ha estado volcada en ofrecer cercanía a un tipo de cliente que huía de un formato de tienda gigante y alejado de su casa. Enseñas de proximidad, basada en frescos, es la principal característica de su marca La Plaza. Con ello, la empresa ha puesto un punto y aparte en el comercio electrónico de nuestro país. Mediante el acuerdo con el gigante Amazon, y el uso de su plataforma Prime Now, La Plaza de Dia sirve en dos horas la compra a los clientes de Madrid y Barcelona y, próximamente, también de Valencia. Algo hasta ahora nunca visto en el ámbito de la distribución electrónica.

Pero a pesar de su apuesta por la innovación, la reciente presentación de resultados confirmaba los peores temores: el pasado ejercicio, Dia ganó un 37% menos, hasta los 109 millones de euros. “2017 ha sido el primer año en que no hemos alcanzado nuestros objetivos desde que salimos a Bolsa en 2011. Los resultados han estado por debajo de la previsión que dimos en octubre, debido a que la inversión en precio ha sido mayor de la que inicialmente estimábamos”, explicaba Ricardo Currás, consejero delegado del grupo, durante la publicación de sus cuentas anuales.

El grupo, en cifras


Dia emplea en la actualidad a más de 26.000 personas en España de forma directa.

El parque de tiendas de la cadena era de 7.388 establecimientos en España, Portugal, Argentina y Brasil a cierre de 2017.

Clarel, la firma del grupo, especializada en belleza, higiene y hogar, cuenta con más de 1.000 tiendas físicas repartidas por España.

Normas