Dia ultima su salida de China con la venta de su negocio en Shanghai

"Los resultados han estado por debajo de la previsión", reconoce el consejero delegado, Ricardo Currás

La compañía reduce su beneficio un 37% por la presión competitiva en España

Dia
Ricardo Currás, consejero delegado de Dia

La competencia agresiva en el mercado español y la política de precios bajos ha hecho mella en las cuentas de Dia. "Los resultados han estado por debajo de la previsión que dimos en octubre", reconoce en un comunicado su consejero delegado, Ricardo Currás. "Ha sido el primer año que no hemos alcanzado nuestros objetivos desde que salimos a Bolsa en 2011", añade.

Dia ha anunciado un resultado neto atribuido en el ejercicio 2017 de 109,6 millones, con una caída del 37%, afectado también por las mayores pérdidas registradas en las actividades discontinuadas de China durante 2017. Las ventas netas descendieron un 0,6% en euros hasta 8.621 millones, mientras el Ebitda ajustado descendió un 9,4% en 2017 hasta 568,6 millones de euros. 

Las ventas comparables aumentaron un 2,9% en el ejercicio. En Iberia las ventas comprables bajaron un 0,3%, pero se vieron compensadas por el aumento del 8,4% en los mercados emergentes. 

Los analistas consultados por Reuters esperaban un resultado neto de 220 millones de euros (frente a los 109 millones logrados), un Ebitda de 570 millones (568,6 anunciado) y ventas netas de 8.700 millones (alcanzó 8.621 millones).

El motivo del mal resultado lo achaca a la decisión de "mantener el liderazgo en precios en España", una estrategia que ha impactado en los márgenes, "que no han podido ser compensados por los esfuerzos en ahorro de costes y beneficios".

A diferencia de España, los otros países en los que está presente DIA (Brasil, Argentina y Portugal) alcanzaron los objetivos marcados para el año. Dia ha conseguido ganar una "significante cuota de mercado tanto en Argentina como en Brasil" a pesar de que "el descenso de la inflación y la baja confianza de los consumidores han frenado el crecimiento de las ventas"

A divisa constante, las ventas mejoraron un 0,6% respecto al año anterior. 

Perspectivas para 2018

Currás ha defendido que la compañía "volverá a crecer" en 2018, gracias al impulso de las tiendas que transformó durante el año pasado. Además, la empresa prevé que tras haber cerrado el año pasado con menos tiendas en España, este ejercicio se vuelva a crecer en superficie comercial. Sin embargo, el esfuerzo inversor para renovar sus establecimientos se mantendrá durante este año. Destinará entre 320 y 350 millones de euros, principalmente, a la renovación de 1.100 locales en España y Portugal. "Necesitábamos tiendas más cómodas y espaciosas", ha apuntado.

En las transformaciones de tiendas y en las nuevas aperturas, además de La Plaza y Clarel, la empresa potenciará los modelos de comercio de conveniencia, como los establecimientos Dia&Go o Shop, este último en gasolineras. Pretende llevar este modelo también a Portugal.

El directivo ha destacado también la importancia de la digitalización en el futuro de la compañía. La empresa facturó 58 millones de euros por comercio electrónico el pasado ejercicio en España, donde espera cubrir este año todas las capitales de provincias. Aunque supone un 1,14% del total de las ventas en Iberia, Currás destacó que ha alcanzado el 10% de cuota de mercado de comercio electrónico de alimentación. "Queremos ser líderes en España", aseguró el directivo. La empresa prevé duplicar esta cifra hasta 2020. "Para este año llevaremos el comercio electrónico también a Argentina, Brasil y Portugal", añadió.

Otro de los puntos claves en la expansión de la compañía serán Argentina y Brasil. Suman ya un tercio de los ingresos del grupo y el grupo prevé que todavía puedan crecer a doble dígito durante este 2018. Por contra, en lo que se refiere a China, la compañía "anunciará en los próximos días" un acuerdo con un operador "que nos permitirá salir del negocio en Shanghai", ciudad en la que todavía tenía presencia. "La negociación está muy avanzada", añadió.

Por otro lado, la compañía anunció ayer la creación de un comité de estrategia dentro del consejo de administración que, según explicó Currás, servirá para ayudar a dirigir la empresa en un contexto de "fuerte transformación". "Es bueno que haya consejeros dedicados a este cometido", añadió.

El grupo de distribución también informó que Letterone, vehículo inversor del magnate ruso Mikhail Fridman, que alcanzó en enero el 25% del grupo, ha pedido que en el consejo se incluyan dos puestos para sus representantes. La propuesta del fondo incluye a Karl-Heinz Holland, quien fuera consejero delegado del grupo Lidl.También propuso a Stephan DuCharme, antiguo responsable de X5, uno de los principales distribuidores rusos. Será la junta la que, en su reunión de abril, deba aprobar estos nombramientos, que supondrían ampliar el consejo de 10 a 12 puestos.

Normas