Crédit Suisse prevé un alza de rating que traerá más inversión

Ve señales de fin de ciclo en Estados Unidos y muestra su preferencia por la Bolsa europea

Crédit Suisse prevé un alza de rating que traerá más inversión
REUTERS

La economía española goza de buena salud y eso se está reflejando en las notas de las agencias de calificación crediticia. Hace dos meses, Fitch elevó el rating del bono español desde BBB+ hasta A-, y Crédit Suisse se mostró ayer confiada de que Standard&Poor’s hará lo propio el viernes que viene cuando revise la nota del soberano español. “Fitch ha reaccionado subiendo el rating español, y si ahora S&P también lo eleva, cosa que es muy probable, el rating medio se situaría en A”, adelanta Gregorio Oyaga, responsable de renta fija de Crédit Suisse Gestión.

La firma suiza asegura que esa mejora general de la calificación española atraerá compras de deuda, especialmente desde Asia. “Hay mucho interés por parte de inversores asiáticos en la deuda española, porque España ya no es vista en el exterior como un país periférico, sino como semi-core en los mercados de deuda”, apunta Oyaga. Y es que la situación macroeconómica del país es “bastante envidiable”, opina Gabriel Ximénez de Embún, director de inversiones y estrategia de la firma, quien destaca las mejoras logradas en la deuda externa, tasa de paro, y en aumento del PIB, que este año “podría llegar hasta el 2,8%”.

A diferencia de España y Europa, en Estados Unidos “empieza a haber indicios de que se acerca el final del ciclo” económico, señala Ximénez, como por ejemplo, los niveles de inflación salarial, el índice manufacturero (ISM), o las subidas de tipos de la Fed. Por eso, este experto cree equivocada la política fiscal expansiva que está aplicando Trump. “Un estímulo fiscal con el ciclo americano tan maduro puede provocar un repunte de la inflación que obligue a la Fed a subir los tipos más de la cuenta”, alerta, y señala que mientras que la tasa de paro está en mínimos históricos, el déficit en cambio, está aumentado, algo que no ocurría desde la Guerra de Vietnam.

Las distintas perspectivas económicas de un lado y otro del Atlántico hacen que la firma de inversión se posicione en renta variable del lado europeo, aunque adelanta que el aumento de la volatilidad no será la excepción, sino la regla.

Normas