Mercadona sacrifica hoy para crecer en calidad y futuro mañana

La gran reforma para refundar la compañía explica la merma del beneficio obtenido en 2017

El presidente de Mercadona, Juan Roig.
El presidente de Mercadona, Juan Roig.

Los resultados de 2017 de Mercadona constituyen en sí mismas casi el equivalente a un plan estratégico. Los beneficios del último ejercicio, que la compañía de Juan Roig ha dedicado a “la gran reforma”, son sustancialmente más bajos que los que consiguió en 2016: 322 millones de euros, un 49% menos, mermados por 1.500 millones de gastos extraordinarios, reinvertidos en su mayor parte en la compañía. La cifra no ha sido una sorpresa, dado que el año pasado Roig ya anticipó que los números de 2017 podrían reducirse en dos tercios, como consecuencia del ambicioso plan que la empresa había decidido acometer para reonrientar su futuro.

La gran reforma para refundar, cambiar y mejorar el buque de Mercadona ha requerido solo en 2017 una inversión de 1.008 millones de euros. La compañía ha apostado por una reconversión de su modelo de establecimiento físico, una estrategia en la que invertirá 8.500 millones de euros en los próximos años y que se ha traducido ya en un aumento de los tickets por tienda. También se ha apostado por la formación y por compensaciones salariales, así como por crear 5.000 nuevos puestos de trabajo. Aunque Roig es un firme defensor de la tienda física –y las cifras le apoyan de momento en su diagnóstico, puesto que Mercadona solo vende un 1% del total por el canal digital–, la empresa ha diseñado un plan para expandir su nueva web de venta online, que será atendida desde un centro de distribución ad hoc en cada ciudad. El proyecto se estrenará primero en Valencia y después en otras ciudades. A estas alturas, es difícil dudar de que la migración de los consumidores del sector de la distribución al comercio online es solo cuestión de tiempo, y por ello resulta imprescindible anticiparse y facilitar el proceso.

La decisión de sacrificar el beneficio para invertir en calidad y futuro exige una libertad de movimientos que constituye, muy probablemente, una de las grandes ventajas de las compañías no cotizadas. Las previsiones para 2008 apuntan a que Mercadona aumentará un 2,5% en ventas e invertirá 1.500 millones. Un modelo a seguir e imitar para crecer de forma sostenida, saneada y equilibrada.

 

Normas