Trump: "La UE nos mata comercialmente"

Amenaza con tasas a las automovilísticas Mercedes-Benz y Daimler

La industria siderúrgica española se muestra "muy preocupada"

El presidente de EE UU, Donald Trump.
El presidente de EE UU, Donald Trump. AP

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha vuelto a cargar contra la Unión Europea. Ha advertido que "se preparen para los aranceles", al mismo tiempo que ha amenazado con imponer gravámenes a constructores de automóviles europeos como Mercedes-Benz y BMW.

La Unión Europea "nos mata, nos mata comercialmente" y se están quejando de los aranceles al acero y aluminio propuestos, afirmó Trump. "Si eliminan sus barreras y aranceles horribles a los productos de EEUU, nosotros haremos lo mismo y quitaremos las nuestras", dijo Trump en su cuenta de Twitter.

"Si no, ponemos impuestos a los coches (...) Prepárense para los aranceles", agregó el mandatario al citar las marcas alemanas Mercedes-Benz y BMW, poco después en un acto electoral en Moon Township, una zona con una gran concentración del sector siderúrgico, en el oeste de Pensilvania.

Las palabras de Trump llegan después de que esta semana decidiese imponer aranceles del 25% a las importaciones de acero y 10% de aluminio, con el argumento de proteger la industria doméstica, y que ha provocado preocupación acerca de una posible guerra comercial por represalias de otros socios comerciales.

"Vuestro acero va a volver. El acero extranjero es basura", subrayó el presidente al defender su agenda proteccionista. La Unión Europea ha prometido responder con medidas similares a los aranceles estadounidenses.

Preocupación en la industria siderúrgica

La patronal siderúrgica española Unesid se ha declarado "muy preocupada" por los aranceles del 25% a la importación de acero que ha anunciado Donald Trump y confió en que los tribunales estadounidenses o la Unión Europea impidan finalmente la ejecución de esta medida.

El director general de Unesid, Andrés Barceló, manifestó a Servimedia que el argumento en favor de garantizar la seguridad nacional que ha esgrimido el mandatario norteamericano constituye "un auténtico disparate".

“Quiere impedir el acceso a empresas que exportan en condiciones legales y competitivas a Estados Unidos y que en el caso de España pertenecería a un país aliado y miembro de la OTAN", señaló Barceló. "Si no fuera trágico, sonaría a chiste".

Normas