La cúpula de Deutsche Bank vuelve a renunciar a su bonus

En 2016 la entidad abonó 546 millones a sus empleados en retribuciones

Deutsche Bank
Sede de Deutsche Bank. REUTERS

Los 12 directivos de la cúpula de Deutsche Bank renunciarán este año nuevamente a cobrar bonus, mientras que la retribución variable para los empleados del primer banco alemán se mantiene e incluso duplicará las cifras conocidas hasta ahora, anunció el presidente de la entidad, John Cryan.

"La retribución variable no será tan elevada como en 2015, pero notablemente más alta que en 2016", dijo Cryan durante una mesa redonda organizada por la edición digital del periódico Zeit en Estados Unidos, al margen del festival tecnológico South by Southwest (SXSW).

A pesar de que el banco logró varios éxitos en los últimos años, el consejo directivo se considera responsable de los objetivos que no se han alcanzado, en particular en lo que se refiere a los resultados generales, que no han sido positivos, razón por la cual ha decidido renunciar nuevamente al cobro de bonus, explicó.

Deutsche Bank pagó en 2016 a sus empleados bonus por valor de 2.400 millones de euros, mientras que el año pasado se redujeron a 546 millones. Los medios apuntaban hasta ahora a sumas de alrededor de mil millones de euros para este año, cifra que desmintió Cryan durante el acto celebrado en Austin.

"No sé de dónde vienen esos mil millones", dijo al referirse a esta suma, que ya en las últimas semanas había generado notables críticas por parte de políticos y expertos después de que Deutsche Bank presentara pérdidas por valor de 500 millones de euros en 2017.

A principios de febrero, Cryan había defendido el pago de bonus a sus empleados pese a haber sufrido la entidad pérdidas por tercer año consecutivo, aunque inferiores a los dos anteriores.

Afirmó entonces que aún así, en términos generales, el banco se encuentra en el buen camino hacia un crecimiento sostenible y una mayor rentabilidad, razón por la cual no se debe renunciar al pago de bonus a los empleados, subrayó en Austin.

En ese sentido, señaló que el pago a los empleados no debe entenderse como un gasto adicional, sino como una inversión de futuro.

El año pasado, el banco redujo considerablemente los bonus para todos los empleados y en 2018 se quieren volver a elevar los pagos para no perder más trabajadores, agregó.

Normas