El pacto en Abertis pone el 30% de Cellnex al alcance de Atlantia y los Benetton

El inversor italiano podría formar un núcleo estable en el capital con La Caixa

ACS no ve estratégica la participación en el operador de torres de telecomunicaciones

cellnex
Torre España, centro neurálgico de Cellnex en Madrid.

La tregua que se han dado ACS y Atlantia en el cruce de opas por el control de Abertis tiene claros efectos colaterales en la operadora de torres de telecomunicaciones Cellnex. Esta cotizada, que Abertis controla con un 34% del capital, es vista con buenos ojos por la parte italiana y resulta de difícil encaje para la constructora española, que ha declarado en distintas ocasiones su intención de desinvertir si resultaba ganadora con su oferta por la citada Abertis. A partir de cada una de estas percepciones, las negociaciones entre ambas partes para compartir opa dejan via libre a Atlantia para hacerse con la filial de telecos, si es que prospera el pacto.

Y más que Atlantia, que tendría que hacer un notable esfuerzo para comprar la mitad de la concesionaria catalana de autopistas, se especula con que el inversor directo podría ser la familia Benetton, primer accionista del grupo italiano de infraestructuras a través de su instrumental Sintonia. Preguntada por este periódico, Atlantia eludió el viernes manifestarse sobre este asunto.

Este inversor de primera magnitud encontraría en Cellnex a CriteriaCaixa, holding de inversiones de La Caixa, con la que tiene estrechos lazos desde más de diez años atrás, cuando ya se intentó la fusión entre Abertis y Austostrade (germen de lo que hoy es Atlantia). Además, ambas partes mantuvieron contactos previos al lanzamiento de la opa que hoy compite con la de Hochtief (ACS) por la mayor firma de autopistas del mundo por kilómetros en operación.

El paquete de Abertis, del 34% en la operadora de torres, está valorado en 1.800 millones. La Caixa tiene un 6% y planes de subir

Cellnex capitaliza 5.300 millones de euros en Bolsa al cierre de la semana, lo que sitúa en 1.800 millones el paquete de Abertis. Con acuerdo o sin él, el futuro dueño de esta último deberá bajar del 30% del capital de la filial para evitar una opa forzosa, ante el cambio indirecto de control en Cellnex, que tiene en Blackrock y Criteria otros accionistas relevantes, aproxixamadamente con el 6%.

Tal y como informó Cinco Días, la intención de la entidad financiera española es elevar ese paquete en las próximas semanas, con lo que la mayor operadora independiente de torres en Europa podría contar con un núcleo estable de accionistas con algo más del 40% de su capital.

La informacion sobre los avances en las negociaciones entre ACS y Atlantia, más allá del reconocimiento expreso de los contactos que se produjo en jueves ante la CNMV, sale con cuentagotas a la luz pública. Pero fuentes envueltas en las mismas aseguran que el Gobierno conoce las directrices del proyecto, apadrinado por ACS y que podría convencer a Atlantia.

La primera espera aún el visto bueno de la CNMV a su opa por Abertis, lanzada a través de Hochtief a 18,36 euros por cada título, una vez descontado el dividendo que la opada aprobará el próximo martes en su junta de accionistas. Su puja por el 100% asciende a más de 18.100 millones de euros.

La italiana, por su parte, fue autora de la oferta original de 16,50 euros por cada acción de Abertis, lo que valora la compañía que dirige José Aljaro en 16.400 millones de euros.

Con clara diferencia a favor de Hochtief, el mercado estaba dando por descontado una subida de Atlantia hasta superar los 20 euros por título, lo que amenazaba con una guerra de precios sin cuartel. Ante el descomunal esfuerzo financiero, al que se suma la consolidación de 15.367 millones de deuda neta de Abertis, los dos rivales se han avenido a acercar posturas e intentar integrar sus ofertas.

Lejos del reparto de activos y la desaparición efectiva de Abertis, el plan sobre la mesa garantiza la inicial integridad de la cesta de concesiones, y el mantenimiento de la sede y cotización en España. ACS defiende el empeño de liderar el capital y está cuidando al detalle, exactamente igual que Atlantia, las condiciones de un previsible divorcio en el corto o medio plazo.

El activo más deseado es Sanef, en la que Abertis tiene el 100% del capital y de la que depende el 33% del ebitda, si bien su deuda neta de 5.000 millones es la más voluminosa entre las filiales de la concesionaria, al igual que su caja de algo más de 1.300 millones.

Alta liquidez y planes de seguir creciendo

Tercer operador mundial. Cellnex tiene 21.000 emplazamientos entre España, Italia, Francia, Holanda, Reino Unido y Suiza (27.000 si se suman los ya acordados con empresas como Bouygues). Se trata del tercer operador mundial de infraestructuras de telecos, tras American Tower y Crown Castle.

Posición de inversor. La compañía que preside Tobías Martínez tiene una liquidez de 2.000 millones, lo que facilita su determinación en la búsqueda de oportunidades en Europa. Los mercados de Italia, Holanda, Francia o Portugal están dentro de su foco. Pese al acelerado crecimiento, paga dividendos desde que salió a Bolsa en 2015.

16.000 millones en cartera. Por cada euro de deuda neta (2.237 millones), Cellnex tiene siete euros de ingresos comprometidos con clientes a largo plazo. Su cartera, duplicada en los dos últimos años, suma 16.000 millones ó 20 años de ingresos tomando la base de los 792 millones facturados en 2017.

Normas