Angulas Aguinaga prevé crecer un 35% hasta 2020 gracias al impulso exterior

Se centrará en Francia, Italia y Reino Unido para duplicar sus ventas fuera

Planea nuevas marcas y potenciar la hostelería

Ignacio Muñoz, consejero delegado de Angulas Aguinaga.
Ignacio Muñoz, consejero delegado de Angulas Aguinaga.

La nueva Angulas Aguinaga será más internacional y tendrá más peso en hostelería. Así lo destaca Ignacio Muñoz, consejero delegado del grupo vasco propietario de marcas como La Gula del Norte o Krissia, en declaraciones a CincoDías. El directivo, que tomó las riendas de la compañía el pasado año, fija el objetivo en crecer hasta los 220 millones de facturación en 2020, lo que supone una subida del 35% respecto al cierre de 2017.

“El año pasado crecimos un 9%, por encima de nuestras previsiones, pero fue un ejercicio de transición, de sentar las bases para el crecimiento futuro”, apunta Muñoz, antiguo directivo de P&G. Para este año el crecimiento de ventas estimado será del 11% y del 10% en los dos siguientes ejercicios.

La compañía ha centrado su plan estratégico en distintos ejes: desestacionalizar las ventas en el supermercado, aumentar su presencia en la hostelería y crecer fuera de España. En la expansión internacional Muñoz señala que se centrarán en Francia, Italia y, en menor medida, Reino Unido. “Somos una empresa de refrigerados y eso restringe nuestra capacidad de ir más lejos manteniendo nuestra filosofía”, apunta.

En la actualidad, las ventas fuera de España suponen el 8% del total, pero Muñoz confía en superar el 20%, al igual que otras empresas de su entorno. “El potencial es brutal”m apunta el directivo, quien reconoce que el crecimiento no llegará por La Gula del Norte. “No en todos los lugares se entiende este producto”, subraya.

Respecto al canal de hostelería, conocido en el sector como horeca, el grupo buscará alianzas con otras empresas para incrementar sus ventas, que hasta la fecha suponen el 12%. Muñoz confía en duplicarlas hasta 2020. En este caso también reconoce que en el pasado no se ha sabido desarrollar al mismo ritmo que en la distribución. “Ahora tenemos que elegir bien los socios para llegar allí donde queremos”, subraya.

La compañía no se olvida de la distribución, su principal negocio. “En España se consume la mitad del pescado que deberíamos y por ello todavía hay camino para crecer”, apunta. El directivo reconoce que la categoría está cayendo, por un lado por el precio, pero también por los hábitos de consumo. “Hay gente con poco tiempo o que no saben preparar pescado, nuestro objetivo es buscar alternativas que sirvan a esos consumidores”, destaca.

En este contexto se encuadra el año pasado el lanzamiento de Aguinamar. “Fue el primer lanzamiento de una gran marca de pescado desde el año 2000”, destaca el directivo, que señala que la marca ofrece soluciones que facilitan el consumo de pescado, especialmente en segmentos como los consumidores más jóvenes.

Por otro lado, para crecer en la distribución, la compañía ha comenzado a trabajar por desestacionalizar sus ventas. “Nosotros mismos habíamos provocado que el pico de consumo de la Gula del Norte fuese en Navidad y de Krissia en verano”, subraya. Ahora la compañía ha desarrollado otra política de comunicación, que supone triplicar el presupuesto publicitario, para intentar crear nuevos hábitos de consumo de sus productos durante el resto del año.

Muñoz reconoce que la empresa está, además, preparando nuevos lanzamientos de productos y de marcas. “Los consumidores todavía tienen necesidades que no están cubiertas y tenemos que seguir ofreciendo alternativas”, subraya. Además, abre la puerta a acometer adquisiciones. “Está dentro de la filosofía del capital riesgo—Portobello tiene el 51% del accionariado de Angulas Aguinaga—”, argumenta. “Pero siempre serán operaciones que se encuadren dentro de nuestra filosofía y modelo de negocio”, aclara el directivo.

Invertirá en aumentar su producción

Tres fábricas. La compañía cuenta con tres centros productivos (Irura, Burgos y Cambados). Ignacio Muñoz, consejero delegado de la empresa, avanza que no se contempla abrir nuevas fábricas, aunque sí invertir en ellas para aumentar la producción de cara al crecimiento previsto. Para ello la empresa también prevé seguir incrementando la plantilla. El año pasado se incorporaron 81 personas, hasta superar los 400 empleados, y hasta marzo ha habido 14 nuevas altas.

Salida del fondo. Portobello entró hace 12 años en la empresa y Muñoz reconoce que es un periodo largo para un fondo de capital riesgo. Aunque señala que desconoce si hay un plan de salida del inversor, subraya que su obligación con este plan estratégico es que “haya mucha gente que quiera quedarse con la compañía”.

Normas