Aena, el gigante del turismo que conquistó los cielos

La compañía salió a Bolsa hace poco más de tres años y vale 25.000 millones

Es el gestor de aeropuertos número uno en todo el planeta

Terminal del Aeropuerto de Los Rodeos (actual Aeropuerto Tenerife Norte) en 1941.
Terminal del Aeropuerto de Los Rodeos (actual Aeropuerto Tenerife Norte) en 1941.

La historia de Aena (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea) es un éxito desde su germen, allá por 1958. Fue entonces cuando se creó el Organismo Autónomo Aeropuertos Nacionales (OAAN), que tras sucesivos cambios legislativos y una privatización parcial en febrero de 2015  a través de una Oferta Pública de Venta (OPV) se ha convertido en una de las empresas del Ibex 35 de más éxito.

Grandes y pequeños inversores controlan el 49% de su capital, el 51% es del Estado y desde su estreno en Bolsa se ha revalorizado cerca de un 200%.Con más de 25.000 millones de euros de capitalización, la compañía controla el 51% del aeropuerto Lutón de Londres, participa en la gestión de 12 aeropuertos en México, dos en Colombia y uno en Jamaica, además de tener la propiedad de 46 aeropuertos y 2 helipuertos en España.Aena ha sacado partido del sector turístico español para convertirse en el primer gestor de aeropuertos del mundo por número de pasajeros con un total de 265 millones, a años luz del turco TAV (115 millones) y del francés AdP (102 millones).

La red de aeropuertos española experimentó su gran metamorfosis con la adaptación de todas sus infraestructuras al espacio Schengen en 1992, justo un año después de la constitución efectiva de Aena, en 1991. Ese fue el punto de partida de un crecimiento que ha convertido a la empresa, con más de 8.200 empleados, en un emblema del turismo en España, con aeropuertos ultramodernos que son ejemplos para el resto de los países europeos.

AENA SA 152,60 -0,59%

España es el primer destino del mundo en turismo vacacional, el tercero por gasto y también el tercero po también número de viajeros. Aena ha sacado partido de todo ello gracias también a sus 220.000 metros cuadrados de superficie destinados a tiendas, restaurantes y otros servicios comerciales para los turistas de todo el planeta. Los ingresos de esta área suponen casi el 35% del total y crecen a un ritmo de doble dígito. Aena se propone además sacar partido de sus activos inmobiliarios, que suman unas 350 hectáreas en Barcelona y otras 950 en Madrid.

Precisamente los aeropuertos Adolfo Suárez Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat, que suman entre ambos el 40,4% de los pasajeros, son las dos grandes joyas de la corona de Aena, que desde octubre de 2017 preside el exsecretario de Estado Jaime García-Legaz.

La compañía en cifras

  • Aena ingresó 4.028 millones de euros en 2017. El 61,5% fue del negocio aeronáutico; el 34,7%, del comercial; el 2,6%, del internacional; y el 1,2% restante, del inmobiliario.
  • Esa facturación se tradujo en 1.232 millones de beneficio neto, un 5,8% más que en el ejercicio anterior.
  • La compañía se propone repartir un dividendo de 6,5 euros por acción con cargo a 2017, lo que supone el 80% del beneficio.
Normas