Los sondeos a pie de urna dan la victoria a 5 Estrellas pero con pocas posibilidades de gobernar

El grupo fundado por Beppe Grillo lograría entre el 29% y el 32% de los votos

La coalición liderada por Berlusconi, sin embargo, parece en condiciones de reclamar el Gobierno

elecciones italianas
Una mujer, con el lema "Berlusconi, tu tiempo ha expirado" pintado en el torso, protes ante el lider de Forza Italia. (AP Photo/Luca Bruno)

Italia ha confirmado este domingo que el eje democristiano y socialdemócrata que ha dominado la política europea durante más de medio siglo se tambalea pero no cae del todo, porque la derecha liderada por Silvio Berlusconi podría llegar al poder.

El Movimiento 5 Estrellas, creado hace solo ocho años por el cómico Beppe Grillo, ha vencido las elecciones generales por segunda vez consecutiva, según los sondeos a pie de urna nada más cerrarse los colegios electorales a las 11 de la noche. Y esta vez, según esos sondeos, la victoria es mucho más abultada que en 2013, cuando solo se impuso por una décima al Partido Democrático de Matteo Renzi. El Movimiento habría logrado entre 29% y 32% de los votos y el PD entre 20,5% y 23,5%.

El nuevo sistema electoral, además, podría ayudar a multiplicar el número de diputados de 5 Estrellas, que en la pasada legislatura solo contaba con 109 escaños. Aún así, todo indica que el candidato de 5 Estrellas, Luigi di Malo, no podrá formar gobierno, un privilegio que probablemente irá a manos de Forza Italia, el partido liderado por Silvio Berlusconi y que coaligado con la extrema derecha (Liga Norte) han cosechado en total, según los sondeos, entre el 26% y el 32%. Los sondeos apuntan, sin embargo, que la Liga Norte, tradicionalmente eurófoba, podría superar al partido de Berlusconi, lo que cambiaría el liderazgo de la coalición o podría llevar a Forza Italia a buscar otros socios para un futuro gobierno.

El recuento definitivo de votos podría arrojar resultados diferentes, porque se ha votado con un sistema doble (proporcional y mayoritario) nunca utilizado. Pero todos los sondeos coinciden en la victoria del grupo fundado por Grillo y temido en Bruselas por algunas de sus tesis más euroescépticas.

La emergencia de 5 Estrellas podría obligar, incluso, a que el partido de Berlusconi y el de Renzi intenten formar una Gran coalición, lo que abriría un escenario más complejo aún y mayores incógnitas sobre el nombre del futuro primer ministro. Berlusconi ha apostado por el actual presidente del Parlamento Europeo y fundador de Forza Italia, Antonio Tajani. Pero el PD de Renzi podría presentar otras alternativas si finalmente se apuesta por una alianza de la derecha y la izquierda.

La votación de Italia ha coincidido con el referéndum de las bases del Partido Socialdemócrata (SPD) en Alemania, que han apoyado la formación de un Gran Coalición con los conservadores (CDU/CSU). de la canciller en funciones, Angela Merkel. Los dos partidos tradicionales se han visto obligados a coaligarse de nuevo, por tercera vez desde 2005, ante la fragmentación de un Parlamento que ha complicado la formación de otras coaliciones.

La coalición de la CDU y el SPD solo tiene de nombre el grande porque ambos partidos obtuvieron en las elecciones de septiembre de 2017 los peores resultados desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Su alianza ha dejado a la extrema derecha de Alternativa para Alemania (AfD) como líder de la oposición y creciente amenaza euroescéptica en la principal economía de la Unión Europea.

En Francia, los partidos tradicionales ni siquiera tuvieron la oportunidad de coaligarse porque fueron barridos en 2017 por el movimiento creado por Emmanuel Macron, La República en marcha. Antes, en Grecia, la crisis acabó con décadas de alternancia entre el Partido Socialista y los conservadores de Nueva Democracia. Desde 2015 gobierna Alexis Tsipras, líder del movimiento de extrema izquierda Syriza.

Normas