La gestión robótica reanima la inversión

La utilización de ETF acerca este tipo de inversión al minorista

Los gestores automatizados sobresalen por sus bajas comisiones

robo advisor

El palabro ya se escucha por todos los corrillos. Los robo advisors han pasado a formar parte de la terminología del mundo de las finanzas. Como instrumento de marketing o porque realmente ofrecen servicios automatizados e intensivos en tecnología, bajo esa denominación se encuentran en nuestro país un puñado cada vez más numeroso de entidades que ofrecen gestión y/o asesoramiento automatizado sobre inversión.

Es decir, además de que todos los trámites se realizan online –lo que reduce sensiblemente los costes–, utilizan máquinas programadas para elegir las mejores opciones para el inversor o el ahorrador, basándose siempre en un catálogo más o menos extenso de productos previamente seleccionados, muchas veces por un consejo asesor en el que participan expertos.

En Estados Unidos llevan años funcionando, mientras que en nuestro país comenzaron hace poco más de un año, y lo cierto es que los gestores automatizados todavía representan un volumen de gestión pequeño en España. ¿Cuánto? Inferior a los 150 millones de euros en total, en un sector de más de 350.000 millones.

Queremos que el inversor entienda que lo importante es estar adecuadamente diversificado

Asier Uribeechebarria (Finanbest)

La cuota de mercado de los gestores automatizados en su conjunto es menor al 0,1% y, de momento, el impacto es claramente limitado; sin embargo, “el crecimiento es muy importante, superior al 300% anual”, advierte François Derbaix, portavoz de la Asociación Española de Fintech e Insurtech, de ahí que “los bancos sigan de cerca la evolución de este nuevo modelo de negocio. De hecho, nuestra previsión es que saldrán muchos más, sobre todo de bancos que lanzarán sus propios servi­cios de gestión automatizada”.

Para Asier Uribeechebarria, director general de Finanbest, una de las ventajas de los robo advisors es que se enfocan “en optimizar el asset allocation, es decir, en diversificar de manera correcta las inversiones de cada cliente entre los grandes mercados globales de acciones y bonos: gestión barata y eficaz a largo plazo.

Además, queremos que los inversores entiendan que lo importante no es batir un mercado, sino estar adecuadamente diversificado en los grandes mercados globales, y en gestionar estas inversiones a lo largo del tiempo con una disciplina financiera sólida”.

La gestión pasiva ha generado rentabilidades un 3,5% superiores a la media de mercado

Giorgio Semenzato (Finizens)

También avanza que la aceptación irá creciendo por impulso normativo por Mifid 2, “a medida que los inversores sean más conscientes del pobre asesoramiento que obtienen por parte de las entidades tradicionales, con conflictos de interés y altos costes y, por tanto, de los rendimientos mediocres que resultan de la situación actual”.

De hecho, los rendimientos comparados con otros instrumentos de inversión son uno de sus principales argumentos. “Nuestras rentabilidades promedio duplican el rendimiento medio ponderado de los fondos de inversión, según lo publicado por Inverco”, aseguran en InbestMe.

Más ventajas de los robo advisors de gestión pasiva en España son, según Giorgio Semenzato, consejero delegado de Finizens, “comisiones de hasta un 85% inferiores a las de un banco, una diversificación global en más de 13.000 posiciones y un sistema de gestión basado en algoritmos y sin sesgos emocionales, lo cual contribuye a incrementar significativamente la rentabilidad de la inversión en el largo plazo, disminuyendo al mismo tiempo el riesgo asociado a la inversión”.

Las cifras

300% anual es el ritmo de incremento que registra la actividad de los gestores automatizados en España.

36% es el crecimiento experimentado por el volumen gestionado de ETF en el mundo en 2017.

5.300 es el número de ETF disponibles hoy a nivel global.

Además, en pleno proceso de expansión, en los robo advisors es habitual encontrar ofertas. InbestMe, por ejemplo, tiene un plan de bienvenida de un año sin comisiones (limitado a 15.000 euros) que se puede extender a más importe o periodo invitando a amigos.

En cualquier caso, “debemos tener en cuenta, que, si bien es cierto que los robo advisors de gestión pasiva vienen a aportar una gestión más eficiente vía reducción de costes, ese valor añadido queda devaluado en un contexto desfavorable del mercado, como puede ser el actual: si el cliente pierde, aunque lo haga pagando menos comisiones, sigue perdiendo”, reflexionan en Accurate Quant, entidad fundada por Igor Alonso y Narciso Vega.

Aunque algunos de ellos buscan las rentabilidades del cliente mediante todo tipo de fondos o planes de pensiones, los principales jugadores de este sector basan su oferta en ETF o fondos indexados, es decir, vehículos que replican índices. Estos fondos forman parte de la denominada gestión pasiva, ya que su diseño se limita a copiar en un vehículo las composiciones de, por ejemplo, el Ibex 35, el Nasdaq o un indicador de materias primas.

Principales jugadores

Accurate Quant. Inicio de actividad: agosto de 2013 como eafi. Servicios: asesoramiento a clientes profesionales e institucionales. Número de clientes y patrimonio: 30 clientes y un capital asesorado de 250 millones de euros. Productos: estrategias de inversión activa, pasiva y de retorno absoluto.
Se definen como un quant advisor que busca retornos positivos, estables e independientes de los mercados financieros. Se diferencia de los robo advisors al uso en que no dependen del comportamiento del mercado.

Feelcapital. Inicio de actividad: agosto de 2014. Servicios: asesoramiento robótico online. Número de clientes y patrimonio: 4.363 clientes con 2.070 millones de euros en activos bajo asesoramiento. Productos: fondos de inversión y fondos de pensiones de todo tipo. Fundado por Antonio Banda Rueda, se centran en el asesoramiento, recomendando carteras de fondos, generalmente de gestión activa–en su opinión–, más atractivos y rentables que los indexados.

Finanbest. Inicio de actividad: abril de 2017. Servicios: asesoramiento y gestión para minoristas, institucionales y personas jurídicas.  Número de clientes y patrimonio: aproximadamente 250 altas y 10 millones de euros. Productos: gestión discrecional de carteras, con seis niveles de riesgo. Utilizan vehículos de grandes gestoras internacionales y, aunque prefieren los fondos pasivos y indexados, también invierten en gestión activa en algunos mercados.

No obstante, hay matices. “Preferimos hablar de gestión indexada porque invertimos en fondos indexados, y no de gestión pasiva porque algo hacemos: concebimos las carteras, seleccionamos los fondos, perfilamos a los clientes y realizamos reajustes automáticos de carteras”, aclara François Derbaix, en calidad de cofundador y co-consejero de Indexa Capital.

En general, el sector cree que existe un enorme potencial de crecimiento hacia este tipo de productos de gestión pasiva. “Por el momento, el mercado es lo suficientemente grande para todos aunque, por supuesto, quienes hemos sido pioneros en el negocio de la gestión pasiva y automatizada tenemos la ventaja de estar ya posicionados como líderes y expertos en el sector”, apunta Semenzato.

¿Por qué productos indexados o ETF y no simplemente fondos? Desde que han echado a andar entidades como Finizens o Indexa Capital, no se han cansado de repetir las grandes ventajas de este tipo de inversión: comisiones más bajas y más transparentes y rentabilidades a largo plazo más atractivas que la media de la inversión.

Principales jugadores

Finizens. Inicio de actividad: enero de 2017. Servicios: gestión automatizada de inversiones. Número de clientes y patrimonio: más de 3.000 clientes en su primer año de actividad. Productos: unit linked, planes de pensiones y carcasas de fondos. Fundada por Giorgio Semenzato y Martín Huete, experto en fondos de inversión, inició su andadura con el objetivo de dar entrada al pequeño inversor español a productos que no eran rentables para la gran banca.

InbestMe. Inicio de actividad: constituida a finales de 2016 como agencia de valores, empieza a operar en marzo de 2017. Servicios: gestión de cartera delegada, aunque tiene previsto incorporar otros servicios en el futuro.
Número de clientes y patrimonio: espera alcanzar los 10 millones al año de actividad. Productos: gestión de carteras personalizadas compuestas exclusivamente por ETF. Promete un coste de gestión del 0,5%, que se reduce a medida que crece el capital.

Indexa Capital. Inicio de actividad: diciembre de 2015. Servicios: gestión pagada y asesoramiento gratuito. Número de clientes y patrimonio: más de 3.600 clientes y más de 81 millones de euros gestionados. Productos: carteras de fondos y planes de pensiones indexados. Fundada por el business angel François Derbaix y el exgestor de grandes patrimonios Unai Ansejo, dicen aplicar los costes más bajos en España, de ahí que hayan conseguido multiplicar por cuatro sus activos bajo gestión en 2017.

“Históricamente está demostrado que la gestión pasiva ha generado rentabilidades aproximadamente un 3,5% superiores a la media de mercado en España, en base anual, lo que la convierte en una solución muy atractiva para cualquier inversor”, asegura Semenzato, y añade, “cuando hablamos de gestión pasiva hay un concepto clave, y este es el largo plazo. Es decir, es un tipo de estrategia óptima para aquellas personas con un horizonte de ahorro e inversión típicamente superior a los cinco años”.

Además, “el uso de ETF da acceso a los mercados de una forma eficiente mucho más que los fondos de inversión, ya que el 85% no baten a su índice y tienen altos costes. De hecho, incluso con instrumentos pasivos, con la distribución optimizada de las clases de activos y de la selección de los ETF el gestor puede generar una rentabilidad superior al índice de referencia de los activos”, indica el CEO de InbestMe, Jordi Mercader.

Y, si tan atractiva es este tipo de inversión, ¿por qué no es más utilizada? “Los servicios tradicionales no han tenido ningún interés en promocionar este tipo de activo ya que sus bajas comisiones pondrían en dificultades sus modelos actuales de negocio basados en la costumbre de compartir entre distribuidores y comercializadores unas altas comisiones en general opacas al cliente. Vemos de todas formas que hay un interés creciente por invertir a través de ETF y mucha gente buscando información al respecto”, opina Mercader.

El caso de Feelcapital es diferente, dado que este robo advisor se centra en el asesoramiento, no hace gestión. Además, su consejero delegado y fundador, Antonio Banda Rueda, no es defensor de la gestión pasiva; de hecho, “nosotros normalmente recomendamos fondos con gestión activa y optamos por la personalización de las carteras más que por la gestión pasiva.

Pero si algún cliente cuenta con fondos indexados, les recomendamos traspasarlos por otros que añadan mayor ganancia”. Así, destaca que, “aunque teóricamente la gran ventaja de la gestión indexada es el ahorro de costes, en España son aún muy elevados en comparación con EE UU”.

Normas