Los últimos datos del IPC favorecen a los autónomos

ATA asegura que la bajada de los precios de la electricidad y el escaso ascenso de los carburantes, hace a las pymes más competitivas

IPC autónomos

El Índice de Precios al Consumo (IPC) en enero de 2018 se situó en el 1,1%, una cifra más baja que la estimada inicialmente por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En concreto, se produjo un descenso de 5 décimas; es decir, un 0,6%; en la tasa interanual, motivado principalmente por el descenso del precio de la electricidad. En la práctica, se traduce en un ahorro para autónomos y pymes, “y una mejora de la competitividad”, apuntan desde la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA).

Los precios se han frenado por una bajada en la factura de la luz, en comparación con la subida registrada en el mismo mes de 2017. Además, ha habido un incremento en el gas, carburantes y los servicios de telefonía e Internet (del 0,9%), aunque en menor medida que el año pasado. Esto significa que la mayor parte de los gastos fijos que tienen las empresas se han rebajado o han sufrido una subida menor a la que se contempla al principio de cada año.

Así las cosas, para el presidente de ATA, Lorenzo Amor, “un IPC moderado es positivo porque el incremento de costes para los autónomos y empresas no es elevado, lo que ayuda a mejorar la competitividad”; a la vez que se reducen las cuentas que los empresarios tengan que abonar con independencia del buen funcionamiento de su negocio.

Con los resultados del último mes, el IPC suma 17 meses consecutivos en positivo. Además, la de enero de 2018 es la tasa más baja registrada en los últimos 14 meses.

Con este histórico, desde ATA confían en que la tendencia continúe repitiéndose a lo largo del presente año. Como recuerda Amor, si el IPC “se mantiene unos niveles muy parecidos a los de 2017 el año se puede cerrar con un IPC que facilite la competitividad”.

Indicador del nivel de gasto

El IPC es un porcentaje que sirve de indicador al valor real de los productos y servicios. Se calcula en base a los precios anteriores y permite hacer una estimación de subidas a medio plazo de los suministros y cualquier mercancía que necesiten los consumidores españoles.

Normas