Guindos confía en tener apoyos para su candidatura al BCE: “Dimitiré en cuanto me elijan”

Competirá por el cargo con el gobernador del Banco de Irlanda

El Eurogrupo decidirá entre dos candidatos el 19 de febrero y permanecerá en su cargo hasta el 23 de marzo

El Gobierno ha confirmado este miércoles  que presenta al ministro de Economía, Luis de Guindos, como candidato a la presidencia del BCE, después de que reiterara en varias ocasiones en los últimos días su firme aspiración a que el puesto sea ocupado por un representante español. En rueda de prensa, Guindos ha señalado que se han presentado dos candidaturas (España e Irlanda) y que el 19 de febrero el Eurogrupo tomará una decisión. "Si salgo elegido, inmediatamente dimitiré [como ministro]", ha dicho. El tema de la dimisión "es cuestión de semanas", ha asegurado, por lo que "no habría mucha diferencia" entre dimitir ahora o posteriormente. Preguntado por la fecha en la que presentará su dimisión, el responsable de Economía ha apuntado que seguirá en el cargo hasta el 23 de marzo.

Guindos ha señalado que defenderá la "candidatura española" y ha asegurado que cuenta con apoyos sólidos en Europa. Es decir, se ve con los apoyos suficientes para ocupar el puesto que deja vacante Vítor Constanzio y cuya duración es de ocho años no renovables. El ministro ha explicado que para salir elegido se necesita el respaldo del 65% de la población, es decir, el respaldo de 14 países. Guindos no ha desvelado qué apoyos tiene pero sí que sería "una mayoría cualificada". A diferencia de 2012 cuando España presentó como candidato a José Manuel González Páramo, Guindos cree que la situación que atraviesa la economía española dista mucho de la vivida hace seis años. "España ha atravesado una profunda recuperación y cierra 2017 con crecimiento económico por quinto año consecutivo", apunta. Es decir, la aportación de España es muy distinta y el ministro puso como ejemplo la caída de la prima de riesgo, que ha pasado de los 600 puntos básicos a los 65 actuales.

Sobre las críticas a que no se presente como candidata una mujer, Guindos ha indicado que el tema de la igualdad de género es "vital" aunque se ha mostrado confiado en que  "irá avanzando". El ministro ha recordado que en el consejo de gobierno del BCE "hay solamente una consejera". "Estoy convencido de que tras el proceso de renovación en dos años habrá más presencia de mujeres", ha señalado, y ha asegurado que se trata de una cuestión "imprescindible". 

Según ha explicado el Ejecutivo en un comunicado, el embajador de la Representación Permanente de España ante la UE (Reper) ha dirigido una carta al presidente del Eurogrupo, Mario Centeno, con la candidatura de De Guindos. El Eurogrupo deberá decidir el candidato que propone al Consejo Europeo en la reunión prevista para el próximo 19 de febrero. Al día siguiente, el Ecofin (Consejo de Ministros de Economía y Finanzas) adoptará formalmente la decisión que se elevará al Consejo Europeo en la reunión de los próximos 22 y 23 de marzo.

El Consejo Europeo, por mayoría cualificada, elegirá para el puesto entre personas de reconocido prestigio y experiencia profesional en asuntos monetarios o bancarios y previa consulta al Parlamento Europeo y al Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo. El candidato elegido se incorporará a la vicepresidencia del BCE el próximo 1 de junio, en sustitución del portugués Vítor Constancio, que finaliza su mandato.

"Estoy convencido de que hay unas elevadísimas probabilidades de que el puesto sea para España", indicó ayer el ministro de Economía, que explicó que la situación actual de España es "completamente" diferente a la de 2012, cuando el país perdió su puesto en la cúpula del BCE. Con respecto a las criterios de selección que establecen como requisito para la elección contar con experiencia en materia de política monetaria, De Guindos ha señalado que desde 2012 el ministerio que él dirige ha tenido que adoptar numerosas decisiones relacionadas con el sistema financiero y la unión bancaria.

"El objetivo de todos debe de ser que España vuelva al BCE porque va a tener que tomar decisiones muy importantes y siempre es fundamental tener presencia en los organismos internacionales", agregó Guindos.

El candidato español tiene hasta ahora el apoyo político de Alemania, pero tiene en su contra su marcado perfil político y que es hombre, en un momento en que se impulsa una mayor representación a las mujeres. El ministro español no tiene el apoyo del PSOE, que ha declarado que su candidatura tiene un perfil demasiado político y que prefiere una mujer como candidata. 

Guindos se enfrentar con el candidato presentado por Irlanda, Philip Lane, gobernador de su Banco Central. Lane tiene un perfil mucho más técnico y mayor trayectoria en temas de política monetaria. "Tengo todo el respeto por el señor Lane, pero estoy convencido de que España va a conseguir este puesto", ha dicho Guindos. 

Normas