Unicaja Banco gana 138 millones en 2017 y elevará el dividendo un 17%

Mejora su resultado neto un 2,5% frente al ejercicio anterior

Sin la reordenación de su negocio de seguros hubiera ganado 189,3 millones

unicaja
Manuel Azuaga, presidente de Unicaja Banco.

El Grupo Unicaja Banco ha registrado un beneficio neto de 138 millones de euros en 2017, lo que supone un incremento del 2,5% respecto al ejercicio anterior, unos resultados que se han caracterizado por "una mejora de los indicadores y resultados de la actividad bancaria", de forma que incrementará el dividendo por acción un 17%, según ha anunciado este martes la entidad, y que supondrá "la distribución de dividendo más alta de la historia del grupo".

Según ha indicado Unicaja Banco en una nota y tras comunicarlo a la CNMV, en el primer semestre del año ha quedado finalizado el proceso de reordenación en el ámbito de los seguros de vida, sin cuyos resultados el beneficio neto del grupo se habría situado en 189,3 millones en 2017.

En concreto, Unicaja Banco logra este resultado en 2017 mejorando sus indicadores fundamentales, el volumen de negocio y la actividad comercial, que continúa creciendo.

Asimismo, contribuye positivamente la nueva mejora de los indicadores de riesgo, el mantenimiento de los niveles de cobertura y de los altos niveles de solvencia y fortaleza financiera.

UNICAJA BANCO 1,46 -0,27%

La propuesta de dividendos, equivalente al 25% del resultado neto, supone la distribución de dividendo más alta de la historia del grupo, e implica un dividendo de 2,1 céntimos por acción, un 17% más.

En este último ejercicio, destacan "la mejora de los niveles de solvencia, que han situado la ratio CET1 en el 14,6%; la reducción de los activos no productivos (NPAs), con una disminución de los riesgos dudosos en un 15,7%, lo que permite bajar la tasa de mora al 8,7%, en tanto que los adjudicados disminuyen un 27,1%; el mantenimiento de altos niveles de cobertura de los activos dudosos (50%) y de los activos adjudicados (64%), que figuran entre los más elevados del sector; el incremento de las nuevas operaciones de financiación crediticia hasta 3.080 millones (lo que supone un crecimiento del 36% interanual); y, ello, sin afectar al alto nivel de liquidez, con unos activos líquidos disponibles descontables en el Banco Central Europeo (BCE) que representan una cuarta parte del balance total".

En 2017, la rentabilidad sobre recursos propios (ROE) del 4,1%. Sin el impacto de la reordenación de la actividad de seguros, el ROE habría sido del 5,6%.

El margen bruto del grupo se sitúa en 997 millones, lo que, unido a una caída del 3,5% de los gastos de explotación, da lugar a un resultado antes de saneamientos de 364 millones, en tanto que el beneficio atribuido asciende a 142,4 millones.

El agregado del margen de intereses y las comisiones se eleva a 803 millones de euros, suponiendo un 1,42% respecto a los activos totales medios. Los ingresos por comisiones han experimentado un incremento del 6,1%.

Por otra parte, la gestión activa de las inversiones en renta fija y variable ha permitido que el grupo haya logrado 98 millones de resultados por operaciones financieras.

La política de contención y racionalización de los gastos se ha visto reflejada en una reducción de los costes de explotación en 23 millones, un descenso del 3,5%.

En 2017 se ha destinado a saneamientos y otros resultados 224 millones, de los que 98 millones corresponden al impacto de la reordenación en el ámbito de banca seguros. Los saneamientos por inversión crediticia e inmuebles son un 51% inferiores a 2016.

IMPULSO DEL CREDITO

La entidad ha resaltado el impulso en la concesión de nuevas operaciones de préstamo a empresas y particulares, con nuevas formalizaciones por 3.080 millones, 814 millones más que en 2016.

El volumen de recursos administrados gestionados por el grupo se eleva a 58.202 millones, mientras que los recursos de clientes minoristas se sitúan en 50.417 millones, con un crecimiento acumulado de 2.239 millones. De estos, los recursos gestionados mediante instrumentos fuera de balance se elevan un 9,1% hasta 12.699 millones.

Respecto a las nuevas operaciones de préstamo, la producción crece 627 millones en pymes y resto de empresas, con un aumento interanual del 44%. En el segmento de particulares, la producción de nuevas operaciones se incrementa un 22%, de las cuales las operaciones con garantía hipotecaria aumentan un 23% y el resto, un 19%. El saldo del crédito a la clientela se sitúa en 30.840 millones.

Solvencia y liquidez

El mantenimiento de la capacidad de generación de resultados y la reciente salida a Bolsa se traducen en "un reforzamiento de niveles de solvencia y de la calidad de su capital".

De esta forma, el Grupo Unicaja Banco presenta una ratio de capital ordinario de primer nivel (CET1) del 14,6% y de capital total del 15,1%, lo que supone un incremento de 0,8 puntos porcentuales en CET1 y de 0,9 en capital total, niveles que "superan los requerimientos establecidos a la entidad por el Banco Central Europeo", lo que pone de manifiesto "la alta capitalización y el bajo perfil de riesgo de la entidad".

Con todo ello, la propuesta de reparto de dividendos del grupo que se someterá a la aprobación ascenderá a un importe equivalente al 25% del resultado neto, lo que supondrá "la distribución de dividendo más alta de la historia del grupo, que equivaldrá a un importe de 2,1 céntimos por acción, un 17% superior al de 2016".

Unicaja Banco ha resaltado que mantiene "excelentes niveles de liquidez yun elevado grado de autonomía financiera". Así, los activos líquidos disponibles y descontables en el BCE se elevan a 14.177millones, lo que representa un 25,2% sobre el balance total.

Se mantiene el proceso de reducción de los activos no productivos (NPA), que han caído en 1.201 millones (el -20,8%), con disminuciones netas de 505 millones en los activos (-15,7%) y de 696 millones en los activos adjudicados (-27,1%).Así, el saldo de activos dudosos se sitúa en 2.710 millones. Respecto a diciembre de 2016, la tasa de morosidad ha caído 1,1 puntos porcentuales hasta el 8,7%.

Igualmente, el Grupo mantiene elevados niveles de cobertura que figuran "entre los más altos del sector", de forma que la cobertura de activos no productivos se sitúa en un 56%; la de los riesgos dudosos, en el 50%, y en el 64% la de los activos inmobiliarios adjudicados. Así, el saldo de activos no productivos, netos de provisiones, se sitúa en la cifra de 2.030 millones, lo que representa un 3,6% de los activos al cierre de 2017, con una disminución de 0,9 puntos, respecto al ejercicio anterior.

Otras actividades

La entidad ha recordado que en 2017 completó su salida a Bolsa, con una revalorización de la acción del 20% en el año y su entrada en el Índice Ibex Medium Cap. Asimismo, dio cumplimiento a otros hitos previstos como la devolución de las ayudas públicas concedidas a EspañaDuero, la compra de la participación del FROB en dicha filial, el inicio de la fusión o la reorganización del negocio de seguros de vida.

Normas