Broadcom eleva un 24% su oferta por Qualcomm a 121.000 millones

La compañía eleva la presión sobre el fabricante estadounidense de chips para que inicie negociaciones

La nueva oferta valora Qualcomm a 82 dólares por acción

Qualcomm
Un stand de Qualcomm en una feria móvil. AP

El fabricante de chips Broadcom está decidido a hacerse con su rival Qualcomm. La compañía elevó ayer en un 24% su oferta, a más de 121.000 millones de dólares (97.262 millones de euros), para adquirir a su competidor. La propuesta aumenta la presión sobre Qualcomm para que acepte la operación, que de llevarse a cabo será la mayor adquisición de la historia de la industria tecnológica.

La primera oferta, anunciada el pasado 6 de noviembre, ofrecía 70 dólares por cada acción de Qualcomm, líder en el sector de microchips para teléfonos móviles. Ayer, Broadcom anunció que su oferta “mejor y final” es de 82 dólares. De ellos, 60 dólares serían en efectivo y el resto, en acciones de Broadcom. La oferta supone una prima del 50% respecto a la cotización de Qualcomm antes de que se anunciara la primera oferta, que fue rechazada por el consejo de administración de esta compañía.

El nuevo acuerdo incluye también compensaciones en caso de que la megaoperación no reciba el visto bueno de los reguladores y la dotación de provisiones en efectivo para hacer frente al largo periodo de tiempo que se prevé para que la fusión vea de forma definitiva la luz. 

Hock Tan, director ejecutivo de Broadcom aseguró a The New York Times que “cualquier junta directiva racional consideraría lo que hemos presentado”. Por su parte, Qualcomm aseguró a través de una nota que su junta directiva revisará la propuesta con sus asesores financieros y legales para determinar “la mejor dirección, tanto para la compañía como para sus accionistas”.

“Qualcomm y su consejo de administración tienen ahora una decisión difícil, pues, en nuestra opinión, es una oferta convincente”, dijo a Reuters el analista Daniel Ives, de GBH Insights.

Con esta adquisición, Broadcom busca crear un nuevo gigante de los microprocesadores en un momento de consolidación en la industria de fabricación de chips, y su objetivo es claro:desafiar el liderazgo de Intel y Samsung. Sin embargo, muchos analistas creen que, aunque la operación fuera aprobada por los accionistas de Qualcomm, la compra sería rechazada por los reguladores argumentando razones antimonopolísticas.

Broadcom quiere adquirir Qualcomm, entre otras razones, para tomar posicionarse en la tecnología inalámbrica 5G, el estándar inalámbrico de próxima generación.

Guerra con Apple

Según un informe del analista de KGI, Ming-Chi Kuo, para inversores y medios, Apple ha cambiado a Qualcomm por Intel como proveedor de módems para sus próximos iPhones. La guerra entre Apple y Qualcomm sigue. La semana pasada esta firma informó de una caída del 96% de su ingresos operativos y lo achacó a que Apple no le ha pagado algunas tarifas de licencias.

Simultáneamente, Qualcomm está luchando por completar su propia opa por el fabricante de chips NXP Semiconductor. La compañía habría ofrecido por la firma 38.000 millones de dólares (110 dólares por acción), pero los inversores creen que la oferta infravalora a la empresa y piden que eleve el precio a 135 dólares.

Normas