Qualcomm reduce su beneficio un 56% y lo achaca a su disputa con Apple

El fabricante estadounidense de procesadores ha anunciado que ha reducido su beneficio un 56% en el conjunto de su año fiscal

Qualcomm
Edificio de Qualcomm en San Diego, California. REUTERS

La agria disputa con Apple pasa factura a Qualcomm. El fabricante estadounidense de procesadores anunció que ha reducido su beneficio un 56% en el conjunto de su año fiscal, finalizado el pasado 24 de septiembre, hasta 2.115 millones de euros. La compañía atribuyó el retroceso a las disputas que mantiene con Apple, informó EP. La cifra de negocio de Qualcomm entre octubre y septiembre cayó un 5,4% hasta 19.122 millones, tras elevar sus ingresos un 7,6% en el área de equipos y servicios, pero registrar un descenso del 30,2% en la facturación por licencias.

En el último trimestre del año, el beneficio neto de Qualcomm alcanzó los 114 millones de euros, un 89,5% menos, mientras que las ventas cayeron un 4,5% hasta 5.066 millones de euros. Qualcomm hizo alusión a la disputa que mantiene con Apple al señalar que los resultados, tanto del tercer como del cuarto trimestre, se han visto afectados negativamente por los litigios.

La relación entre ambos socios se truncó a principios de año, tras una demanda de Apple contra el fabricante de componentes por un supuesto uso injusto de su posición dominante en el mercado para anular a su competencia y exigir fuertes royalties por el uso de sus patentes. Una demanda que habría llevado a Qualcomm a dejar de compartir su software con Apple, impidiendo que esta avance en el desarrollo de prototipos de los próximos iPhones y iPads. Qualcomm también ha demandado a Apple alegando que ha violado el contrato de licencia de software para beneficiar a su competidor Intel en la fabricación de chips módem de banda ancha.

A todos estos capítulos del culebrón judicial se sumó el martes la noticia del The Wall Street Journal, según la cual Apple estaría valorando seriamente prescindir de los procesadores de Qualcomm para la fabricación de sus próximos iPhone e iPad. A cambio utilizaría componentes de Intel o MediaTek.

Un jarro de agua fría para Qualcomm, que si perdiese el negocio de Apple reduciría sus ingresos en torno a un 7,5%, según las estimaciones de James & Associates.

Qualcomm se ha anotado este jueves en Wall Street un 2,58%, aunque el martes se dejó un 6,68% tras conocerse que Apple podría dejar de usar sus chips.

Normas