H&M factura 833 millones en España, un 1% más, pese a un otoño de caída de ventas

Los beneficios de la compañía sueca caen un 13%, hasta los 1.659 millones

Lanza una nueva cadena en la que venderá también marcas ajenas

H&M
Compradores en una tiende H&M en Rusia. REUTERS

El grupo H&M terminó el ejercicio 2017 con una facturación en España de 8.140 millones de coronas suecas (833 millones de euros), lo que supone un ligero incremento del 1% respecto a un año antes (un 3% en la divisa escandinava).

Por contra, el mal otoño de la compañía hizo que entre el 1 de septiembre y el 30 de noviembre, cuarto trimestre de su ejercicio fiscal, las ventas en el mercado español cayeran un 3%, hasta los 202 millones de euros. El grupo terminó el ejercicio 2018 con un crecimiento en el número de tiendas en seis unidades, hasta las 175.

El grupo terminó el año con un alza del 3% a nivel global, hasta los 231.700 millones de coronas (23.718 millones de euros), como había avanzado hace unas semanas. Sin embargo, los beneficios de la empresa cayeron un 13%, hasta los 1.657 millones de euros. Por otro lado, la empresa adolece también de un recorte en los márgenes en sus ventas, pasando de un 55,2% en el anterior ejercicio a un 54% en 2017.

El grupo se desploma en Bolsa en la jornada de este miércoles tras presentar los resultados. Minutos antes del cierre de la sesión la caída es de casi el 11%, lo que agrava la mala tendencia en el parqué del último año, retrocediendo a valores de 2008, hace una década.

La compañía sueca, que perdió el pasado año su segunda posición entre las mayores compañías del sector por capitalización en favor de la propietaria de Uniqlo, aseguró este miércoles que el ejercicio ha servido para asentar las bases futuras aunque reconoció que "cometimos algunos errores que nos han retrasado". "El cambio en la industria es un reto para todos y seguirá en 2018", añadió la compañía

Pese a la situación que vive la compañía, el grupo apuntó que "ha construido una plataforma sólida para el crecimiento de muchos años" y añadió que el nuevo contexto del sector hace que  se precise de capacidades y medios para adaptarse.

El consejero delegado del grupo, Karl-Johan Persson, aseguró que los datos de ventas han estado "claramente por debajo de nuestras expectativas" y achacó esta evolución principalmente a la marca bancera, H&M, mientras que el resto de cadenas y el comercio electrónico "se han comportado bien".

De este modo, la compañía enfocará su desarrollo en la digitalización de sus procesos y en las nuevas marcas. De hecho, ha anunciado el lanzamiento de la novena enseña de su portfolio, Afound. El primer establecimiento de esta enseña de outlet se abrirá en Estocolmo y, por primera vez, el grupo se abre a comercializar marcas ajenas, también con una plataforma online.

En H&M, el enfoque estará en acelerar y flexibilizar su respuesta a las necesidades de los clientes, lo que supondría una mayor apuesta por la conocida como fast fashion (moda rápida).

Además, la empresa acelerará la integración de las tiendas físicas y online, con el fin de ofrecer un servicio más completo, en línea con lo que están haciendo otros competidores como Inditex, que ya apuntó que este sería el eje de su estrategia. Cerrará tiendas en los mercados maduros pero asegura que hay posibildiades de crecimiento en número de establecimientos en otros lugares. En concreto, prevé abrir 390 locales y cerrar 170.

Normas