La EPA de 2017, en gráficos

  • 1Recuperación del empleo El número de ocupados de la economía española lleva creciendo, con leves altibajos, desde principios de 2014. Desde entonces se han creado poco más de dos millones de empleos. Si bien aún quedan por recuperar casi 1,8 millones de puestos de trabajo de los 3,8 millones que se destruyerson durante la crisis. Por su parte, el número de desdempleados también ha descendido desde entonces, hasta los 3,7 millones actuales.
  • 2Tipos de contratos El empleo indefinido lleva cinco trimestres consecutivos creciendo. En el último año el 66% de los nuevos puestos de trabajo creados los ocuparon trabajadores con un contrato fijo, con lo que este tipo de empleo creció un 3,1% en el último año. De esta forma, la tasa de temporalidad se sitúa en el 26,7% de los asalariados, seis décimas menos que en el trimestre anterior. Si bien, este nivel de temporalidad está aún por encima del de hace un año, cuando afectaba al 26,4% de los asalariados.
  • 3Menos parados de larga duración En España había a finales de 2017 un total de 1.612.300 parados que habían perdido su empleo hace más de un año. Este colectivo se ha reducido un fuerte 17,18% en el último año. Y hay 1,3 millones de desempleados que están en esa situación desde hace más de dos años. A principios de 2014, cuando se inició la recuperación, en España llegó a haber más de 2,2 millones de parados que estaban desempleados desde hacía más de dos años.
  • 4Disparidades regionales Tal y como es habitual, el comportamiento del empleo en el último año ha sido muy dispar según las distintas comunidades autónomoas. Canarias y Andalucía fueron las regiones dónde más aumentó la ocupación, con avances del 5,5% y 4,4% anual, respectivamente. Mientras que, en el lado contrario, ha habido dos comunidades donde el pasado año se destruyó empleo: Asturias, que perdió un 1,36% de su empleo; y Castilla y León, que recortó su empleo un 0,7%.
  • 5Una 'V' pronunciada En el tercer trimestre de 2007 España llegó a tener 20,7 millones de ocupados. Pero año y medio después la economía española había perdido casi dos millones de empleos. Desde finales de 2010 y mediados de 2011, el mercado español experimentó una tímida recuperación, que enseguida se truncó y, tras la aprobación de la reforma laboral en el primer semestre de 2012, el empleo volvió a desplomarse, destruyéndose otro millón y medio de empleos más. Ahora, desde que en el primer trimestre de 2014, la destrucción de empleo tocara fondo, España en en la parte de la recuperación de la pronunciada 'V' del gráfico del empleo en los últimos años.
  • 6La construcción vuelve a despegar Todos los sectores de la economía crearon empleo el pasado año. Pero fue la construcción, la que incrementó más su número de ocupados, un 6% más que hace un año.Esta actividad, que llegó a destruir el 20% en 2012, creció a tasas de más de dos dígitos en el inicio de la recuperación y ahora ha estabilizado su crecimiento. Le siguió la industria, donde el empleo aumentó un 5,1%. Ambas actividades crecieron más del doble de lo que lo hizo el principal sector de la economía española: los servicios, que avanzaron un 2%. Si bien, seis de cada diez nuevos empleos de 2017 se ocuparon en el sector terciario.