Merkel: "El proteccionismo no es la respuesta adecuada"

La canciller alemana propone en el Foro de Davos hacer frente a "nacionalismos y aislacionismos"

Merkel pide reforzar la eurozona, concluir la unión bancaria y preparar a los socios comunitarios para posibles crisis futuras

foro de davos
La canciller alemana, Angela Merkel, da un discurso durante el Foro de Davos. EFE

La canciller alemana, Angela Merkel, ha abogado este miércoles por hacer frente al auge del proteccionismo, "nacionalismos" y "aislacionismos" en diferentes países del mundo a través de la cooperación multilateral, una de las lecciones que se deberían haber aprendido tras la Segunda Guerra Mundial.

En una intervención en el Foro Económico de Davos, Merkel ha defendido sin matices el multilateralismo ante la presencia de "egoísmos nacionales", "populismos" y ante la "atmósfera polarizada" que reina en muchos Estados, entre ellos Alemania.

Para la multilateralidad se precisa "paciencia", ha recordado Merkel, y no caer en la tentación de lo aparentemente "más rápido", como son las políticas nacionales, y ha sostenido que "el proteccionismo no es la respuesta adecuada".

La canciller se ha referido también al centenario del final de la Primera Guerra Mundial (1914-1918) y, al respecto, ha considerado que hay que preguntarse "si hemos aprendido de verdad de la historia o no"

Merkel también ha reconocido que el problema del populismo y la polarización existe en Alemania y lo ha vinculado con dos crisis: la del euro y la de los refugiados.

La líder alemana ha admitido que el bloque comunitario es deficitario en cuanto a una política defensiva y exterior común, para ser capaz de responder "con una sola voz" a otros grandes actores globales, como China o Rusia.

Merkel ha insistido en el esfuerzo compartido, especialmente por Alemania y Francia, de avanzar hacia una política defensiva común y calificó la elección de Emmanuel Macron como presidente francés de "impulso añadido" en ese propósito.

"Europa no ha sido hasta ahora lo suficientemente activa", ha reconocido y ha señalado: "Debemos asumir nuestra responsabilidad" sin más demoras, ante los grandes desafíos existentes "ante nuestras puertas", especialmente en materia migratoria.

Merkel ha abogado por reforzar la eurozona, concluir la unión bancaria, preparar a los socios para posibles crisis futuras y convertirse en un territorio abierto a las inversiones.

En su opinión, por muy "lamentable" que fuera la decisión del Reino Unido de dejar la Unión Europea (UE), ello ha dado "valor" a los socios comunitarios para seguir avanzando.

En clave de política interior, Merkel ha garantizado que en las conversaciones en marcha para formar Gobierno en Alemania se apuesta por seguir siendo un país que participa y contribuye a la solución de conflictos en el mundo.

Cuatro meses después de las elecciones, Merkel ha reconocido que es importante que se forme ya un "Gobierno estable" y ha confiado en conseguirlo en esta ocasión, con los socialdemócratas, tras fracasar en un primer intento con liberales y verdes.

Uno de los ejes de esas negociaciones es garantizar el bienestar en Alemania, cuya economía ha crecido durante once años consecutivos, lo que no ocurría desde la década de los cincuenta.

Normas