El Tesoro emite un bono sindicado de 10.000 millones con demanda récord

Las peticiones superó los 43.000 millones de euros

La mejora del rating soberano por parte de Fitch impulsa la emisión

tesoro publico Ampliar foto

ElTesoro ha decidido aprovechar el excelente momento de mercado del que disfruta la deuda soberana española y lazó un bono sindicado a 10 años, con vencimiento en abril de 2028 y un cupón del 1,4%. El precio de la colocación fue de 46 puntos básicos sobre midswap –la colocación comenzó con un diferencial de 50–, equivalente a una rentabilidad del 1,45% frente al 1,35% en que cerró el bono de referencia a 10 años. La reducción del precio se produjo gracias a una demanda récord superior a los 43.000 millones de euros, muy por encima de las expectativas, que apuntaban a peticiones por alrededor de 30.000 millones. El importe adjudicado ha sido de 10.000 millones de euros.

El Tesoro ha dado mandato a Barclays, BBVA, Citi, HSBC, Natwest y Santander para la colocación. La emisión sindicada se realiza al margen del calendario habitual de subastas y permite la colocación directa en función de la demanda de los inversores. Según reconoce el Tesoro en su estrategia para este año, “permite emitir mayores volúmenes que en una subasta ordinaria, garantizando a la vez la distribución del valor entre una base inversora diversificada”.

Las emisiones sindicadas se han empleado de forma habitual en los últimos años para plazos de 10 o más años. En el inicio del pasado ejercicio, el Tesoro lanzó un bono sindicado por 9.000 millones que registró una demanda de 34.000 millones de euros. La elevada demanda “es una clara señal de la confianza creciente, de la importancia de la subida de rating por parte de Fitch e indica que se va ampliando la base de inversores potenciales en deuda española”, apuntó desde Bruselas el ministro de Economía, Luis de Guindos. Los 43.000 millones de euros de demanda incluyen en cualquier caso posibles solapamientos por parte de un mismo inversor que haga peticiones a más de un banco colocador, puntualizan en fuentes financieras.

La emisión aprovecha el fuerte descenso que registra la prima de riesgo española en las primeras semanas del año. El diferencial entre la deuda española a diez años el bund alemán cayó de los 80 (cerró en los 78 puntos básicos) y se sitúa en niveles que no se recordaban desde 2010. La reciente mejora del rating por parte de Fitch, anunciada el pasado viernes, sirvió de detonante para ese descenso, que está desafiando noticias negativas como la revisión a la baja realizada por el FMI de su previsión de crecimiento económico para España este año a causa de la crisis catalana. Se trata de la única revisión a la baja entre las economías desarrolladas, que han sido revisadas al alza.

La emisión sindicada de hoy se enmarca en el objetivo de financiación marcado para 2018, en el que el Tesoro prevé lanzar deuda por un total de 220.145 millones de euros, de los que 126.310 millones serán emisiones de deuda a largo plazo. Con esta primera sindicación del ejercicio, el Tesoro ha cumplido con el 16,3% de su objetivo para todo el año.

La sindicación estuvo muy diversificada tanto por la tipología de inversores como por zonas geográficas.Según datos del Tesoro hasta 299 cuentas participaron en la emisión. Destado fue el peso de los no residentes, que alcanzó el 78,2% .

Por nacionalidades, Alemania, Austria y Suiza se hizo con el 24,9% del total, seguido de Reino Unido e Irlanda (21%), Francia e Italia (10,7%) mientras el resto de países de la UE representa el 8,7%. El peso de los inversores de EE UU y Canadá representa el 5,9% y Escandinavia, el 5%. En lo que respecta al tipo de inversor, la mayor participación corrió a cargo de los bancos (31,8%), seguido por las aseguradoras y fondos de pensiones (29,8%), las gestoras de fondos (23,4%), los fondos apalancados (7,4%) y los bancos centrales e instituciones oficiales (4,9%).

En paralelo, el Tesoro adjudicó 1.455 millones en letras a tres y nueve meses. La demanda (6.088,63 millones) superó en 4,18 veces la oferta. Para la referencia a tres meses, se vendieron 435 millones con tipo del -0,525% frente al -0,592% de la puja anterior. En el caso de las letras a nueve meses se colocaron 1.020 millones al -0,469%, su mínimo histórico hasta el momento.

Normas