BBVA confía en que el crecimiento económico se traslade ya a los salarios

Mantiene sus previsiones de crecimiento y estima que la economía crecerá un 2,5%

El PIB catalán avanzará un 2,1% este año, por debajo de la media nacional

bbva
Francisco González, presidente de BBVA.

España ha entrado en una etapa de crecimiento robusto. Así lo cree el BBVA Research, que mantiene sus previsiones de crecimiento. Estima que la economía creció un 3,1% el año pasado y avanzará un 2,5% en 2018. A pesar de la ralentización, España crecerá por encima de la zona euro y de países como Alemania y Francia. La entidad financiera espera que la tasa de paro caiga hasta el 13,4% en 2019, lo que implicaría crear 860.000 puestos de trabajo en los dos próximos años.

"Es posible que la continuación de la recuperación en ciertas empresas, en algunos sectores y en las comunidades autónomas con menor paro empiece a tener un impacto cada vez mayor en la formación de salarios", señala el informe presentado hoy por BBVA. Los analistas señalan que el crecimiento salarial es positivo siempre y cuando responda a "mejoras de productividad". Acerca de la decisión del Gobierno de elevar el salario mínimo, BBVA alerta de que ello puede reducir la probabilidad de encontrar un puesto de trabajo para los colectivos más precarios al elevar los costes de contratación.

El responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA, Rafael Doménech, alertó de que a pesar de la incertidumbre, la economía española podría haber crecido un 0,8% en el último trimestre de 2017 y, la catalana, un 0,7%. Cataluña crecerá este año un 2,1%, por debajo de la media nacional. Doménech apuntó que la tensión ligada a la situación de Cataluña se ha reducido, aunque ha tenido un impacto negativo. Aun así, "los datos conocidos y la evolución de los índices de sentimiento apunta a un efecto limitado, consiste con la recuperación". Algunos indicadores ligados al turismo o el empleo apuntan a un comportamiento peor en Cataluña que en el resto de la economía española.

A pesar de que el encarecimiento del petróleo perjudica la competitividad española, ello es compensado por la mejora en las previsiones económica de la Unión Europea. A ello, tiene un papel fundamental la política expansiva del Banco Central Europeo (BCE). Doménech recordó que una mejora de una décima en la proyección de crecimiento de la UE supone también un incremento de una décima en el PIB español. "Tanto el sentimiento de los inversores como las políticas de los bancos centrales apuntan a un entorno financiero de baja volatilidad y costes del crédito reducidos por un período prolongado de tiempo", señala el informe de BBVA.

La entidad financiera constata la mejora de las cuentas públicas. Confía en que España salga en breve del procedimiento de déficit excesivo, lo que significa que los números rojos bajarán del nivel del 3%. Aun así, BBVA también alertó de que los ingresos tributarios serán inferiores a los presupuestados.

Doménech señaló que el principal reto de España es reducir la tasa de paro estructural, que sigue siendo muy elevada. El analista de BBVA apuntó que un 36% de los empleados españoles que tienen mayores probabilidades de ver como su trabajo se desvanece por la automatización. Jóvenes, mujeres, buscadores de un primer empleo y personas con bajo nivel educativo son los que están más expuestos al riesgo de automatización.

Normas