retos emprendimiento

10 retos para el emprendimiento español en 2018

Internacionalización de las empresas, agilizar los trámites administrativos y promover la colaboración con grandes corporaciones son algunas tareas pendientes.

Este año se presenta con grandes retos para asentar el fenómeno de creación de empresas que está viviendo España en los últimos tiempos. Un estudio elaborado por la organización del mayor evento de emprendedores de España, Spain Startup South Summit, ha resaltado cuáles son los diez pilares en los que se debe trabajar más para que el ecosistema de emprendedores actual se mantenga, e incluso, mejore.

1- Mejoras administrativas: fundamental que las administraciones públicas en todos los rangos agilicen los aspectos relacionados con la puesta en marcha de una entidad: desde la concesión de una licencia de apertura hasta la bajada de impuestos que facilitan el acceso a fondos económicos vía sistemas tradicionales, patrocinios o ‘business angels’.

2- Internacionalización: Durante la crisis las exportaciones se han mantenido e incluso han crecido, lo que deja patente que trasladar el producto a mercados extranjeros seguros como Australia, con una economía en crecimiento desde hace décadas, o Hispanoamérica, donde la cercanía cultural, idiomática y el valor de la marca España es reconocido desde hace años, puede ser símbolo de éxito empresarial.

3- Más mujeres emprendedoras. Importante reto. Actualmente solo el 18% de las ‘startups’ están lideradas por mujeres, cifra muy baja teniendo en cuenta que, según los expertos, apenas tres de cada 10 empresas gestionadas por una mujer fracasan. Este porcentaje se repite en España y Europa; el reto en 2018 es incrementarlo.

4- Unión con grandes corporaciones: para que las pymes se estabilicen y crezcan se recomienda encontrar alianzas con entidades consolidadas, para desarrollar proyectos concretos o como colaboración a través de programas de aceleradores de empresas, entre otras muchas posibilidades.

5- Estabilizar la vida de las ‘Startups’. Según el Mapa del Emprendimiento 2017, un 9% de las ‘startups’ tiene entre 3 y 5 años de vida; es el doble que en 2016 y un 2% más que en Europa. El objetivo ahora es que este porcentaje crezca.

6- Potenciar la inversión en fases iniciales. Obtener financiación sigue siendo de los principales hándicaps de los emprendedores en sus primeros meses de vida.

7- Focalizar el negocio a la creación de artículos o prestación de servicios tangibles. Es una técnica que debe afianzarse en el primer año de actividad del negocio para que sea realmente competitiva.

8- Apostar por las ‘Scale ups’. Esta meta está dirigida principalmente a inversores, deben confiar más en este modelo de negocio. Una scale-up es una empresa en fase de desarrollo que crece en términos de acceso a mercados, ingresos, número de empleados y que, además, aumenta sus ventas al menos un 20% cada año. Según los expertos, son “las que a medio plazo generan el mayor volumen de empleo e impacto en la economía, por lo que hay que empezar a ayudarlas a seguir creciendo”.

9- Focalizar el talento en sectores disruptivos. Las pymes del ámbito de la Inteligencia Artifical, la tecnología ‘mobile’ y el ‘fintech’ serán las más reclamadas en 2018 por los mercados.

Cultura emprendedora

10- El último reto debe tenerse en cuenta para este año y los venideros: promover entre las nuevas generaciones la cultura emprendedora. Desde Spain Startup South Summit apuestan por charlas y actividades con escolares desde la primaria.

Normas
Entra en EL PAÍS