El crédito corporativo impulsará a los bancos

La expansión económica sugiere que este sector crecerá

Sede del Banco Central Europeo en Fráncfort (Alemania).
Sede del Banco Central Europeo en Fráncfort (Alemania). REUTERS

La demanda de créditos a las empresas es el ingrediente que ha faltado en la recuperación bancaria de la zona euro. Desde que alcanzó su punto máximo hace nueve años, el crédito a las empresas se ha reducido un 11%, hasta los 4,3 billones de euros, mientras que los préstamos a los hogares han aumentado un 14%, hasta los 5,5 billones. A medida que se recupera la economía europea, el crédito corporativo es una palanca obvia para que los bancos pueden alcanzar sus esquivos objetivos de rentabilidad.

La continuada expansión económica –el índice PMI para la zona euro elaborado por IHS Markit subió a 58,1 en diciembre, el más alto desde febrero de 2011– sugiere que la demanda de créditos empresariales aumentará. En noviembre creció un 1,8% interanual, según datos del BCE, lejos del 3,1% registrado por los préstamos a los hogares, pero es un comienzo.

Los bancos pueden beneficiarse de dos maneras. En primer lugar, mayores préstamos significan mayores ingresos netos por intereses. En segundo lugar, unas bases de costes menores harían que los prestamistas obtuvieran más ganancias que antes con los mismos ingresos. El aumento del volumen de préstamos corporativos también daría la razón al BCE, que siempre ha defendido que los altos niveles de deuda mala en los balances de los prestamistas han bloqueado la transferencia del crédito a la economía real. Ahora que la morosidad ha disminuido de manera significativa, los préstamos deberían, en teoría, recuperarse.

Desde su máximo hace nueve años, los préstamos a las empresas han bajado un 11%, frente al 14% de subida de los hogares

Pero puede que aún no. La mejoría de los datos económicos apenas ha afectado al volumen, y las grandes empresas tienen la opción de recurrir a los mercados de capital. Incluso si el volumen aumenta, los bancos podrían recortar los márgenes de crédito para competir con sus rivales, lo que erosionaría la rentabilidad.

Aún así, los inversores parecen confiados. Las acciones de los bancos europeos subieron un 12% en 2017, frente al 10% de las empresas en general. De media, el sector opera cómodamente por encima del valor contable. Si se mantiene el crecimiento de los préstamos empresariales, parecerá justificado.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Elisa Castillo Nieto, es responsabilidad de CincoDías.

Normas