Renfe espera un mercado totalmente abierto a la competencia en 2020

El presidente, Juan Alfaro, prevé la libre concurrencia de privados a cualquier línea

Luis Gallego, presidente de Iberia, alarma sobre la pérdida de competitividad del 'hub' de Barajas

Juan Alfaro, presidente de Renfe; Luis Gallego, presidente ejecutivo de Iberia; Jaime García Legaz, presidente de Aena y Adolfo Utor, presidente de Balearia.
Juan Alfaro, presidente de Renfe; Luis Gallego, presidente ejecutivo de Iberia; Jaime García Legaz, presidente de Aena y Adolfo Utor, presidente de Balearia.

Renfe se prepara para la entrada de un número indefinido de competidores privados en el transporte de pasajeros en cualquiera de las líneas españolas a partir de 2020. El presidente de la empresa pública, Juan Alfaro, ha declarado en el foro Hotusa Explora que previsiblemente en España se liberalice el mercado siguiendo el modelo italiano y no a través de una concesión en cada línea, como sucede en Reino Unido. 

"La competencia hará que se incremente el número de pasajeros y nosotros aspiramos a mantener los nuestros", ha apuntado Alfaro. El negocio del transporte de viajeros en tren se abrirá en toda Europa con la ejecución del cuarto paquete ferroviario, lo que hace que Renfe también explore oportunidades fuera de España. 

En la mesa de Alfaro también han participado los presidentes de Iberia, Aena y Balearia aportando su punto de vista sobre el estado de las infraestructuras y el potencial desarrollo del turismo. El primer ejecutivo de la aerolínea de IAG, Luis Gallego, ha expresado su preocupación por la pérdida de competitividad de Madrid como hub en el entorno europeo. Gallego también ha traído al foro su habitual petición de la conexión del tren de alta velocidad con Barajas. 

"El fenómeno del low cost y el AVE ha hecho que muchas rutas de corto y medio radio sean deficitarias para una aerolínea como Iberia. Por ello lanzamos Iberia Express, pero es importante incidir en la alimentación de la conectividad de largo radio", sostiene Luis Gallego. 

Más conectividad especialmente con Asia, es el reto de Aena a corto plazo. Su presidente, Jaime García Legaz, ha incidido en el papel del marco tarifario de Aena, con rebajas anuales del 2,2% hasta 2021, para atraer tráfico. Pero ha insistido en que "no hay que caer en la autocomplacencia" una vez conocido el récord de 82 millones de pasajeros extranjeros alcanzado en 2017 y mira hacia el objetivo de 100 millones que la Organización Mundial del Turismo apunta como potencial para los aeropuertos españoles. 

"Tarifas más bajas inciden en nuestro ingreso por pasajero, pero creemos poder compensarlo con mayor tráfico", ha señalado el ejecutivo de Aena.

Junto a Gallego, la versión más crítica la ha puesto Adolfo Utor sobre la mesa. El presidente de Balearia ha afirmado que la experiencia del viajero en barco dista de ser la deseable por la ausencia de inversiones públicas en terminales.

Con importantes operaciones entre Baleares y la península, además de presencia en otros cinco países, Balearia demanda ayudas y, ante todo, una burocracia más agil para facilitar los proyectos privados de construcción de terminales.

Normas