estacion sants barcelona
Un taxi con la publicidad del Puente Aéreo ante la estación barcelonesa de Sants.

Iberia 'mete' su puente aéreo en las dos grandes estaciones del AVE

Utiliza los taxis que trabajan en Atocha y Sants para publicitar sus vuelos entre Madrid y Barcelona

El tren roza el 65% de cuota en el imporrtante corredor frente al avión

Iberia ha elevado su ofensiva contra Renfe en la batalla por el viajero del corredor Madrid-Barcelona. Con el servicio aéreo reforzado con la ayuda de Vueling, la aerolínea que preside Luis Gallego ha buscado un golpe de efecto publicitando su oferta en las dos estaciones principales del tren de alta velocidad: la madrileña de Atocha y la barcelonesa de Sants.

Para ello ha pegado su publicidad en las puertas e interiores de taxis que trabajan en ambos puntos neurálgicos del ferrocarril, así como en el mobiliario urbano del entorno. La compañía aérea ha explicado que trata de contar a quienes viajan en tren "las ventajas y novedades que acabamos de incorporar".

Iberia y Vueling ponen 26 vuelos diarios en la ruta Madrid-Bareclona, desde las 6,30 de la mañana hasta las 21,45 de la noche

"Llegar y volar" es el mensaje que Iberia está trasladando a los potenciales clientes, midiendo la agilidad de su Puente Aéreo con el AVE de Renfe. Si este último sale y llega al centro de ambas ciudades, el puente aéreo aventaja al tren en tiempo de viaje (1 hora y 15 minutos) y ha aumentado sus frecuencias. Otro caballo de batalla de Iberia es que los controles de seguridad en los aeropuertos de Barajas y El Prat sean casi tan rápidos como los de las estaciones.

Iberia y Vueling ponen 26 vuelos diarios en la ruta Madrid-Barcelona, desde las 6,30 de la mañana hasta las 21,45 de la noche; ofrece salidas cada 15 ó 30 minutos en horas punta, y cada hora el resto del día; mantiene los billetes abiertos, y ha añadido la posibilidad de reservar para asegurarse el vuelo.

Iberia 'mete' su puente aéreo en las dos grandes estaciones del AVE

El AVE bate desde hace años al avión en este importante corredor para viajeros de negocio y turistas. Su cuota de mercado es del 65%, frente al 35% del avión. Antes de la reciente remodelación del servicio, el Puente Aéreo era deficitario para Iberia, que en 2017 ha tratado de asentar su estrategia conjunta con Vueling y en 2018 se lanza a reducir distancia con su gran rival.

Normas
Entra en EL PAÍS