HNA pasa la máquina de fusiones de quinta a marcha atrás

Ha gastado decenas de miles de millones en adquisiciones, y sus finanzas tienen problemas

Logotipo de HNA Group.
Logotipo de HNA Group.

HNA Group tiene un trabajo difícil por delante: sacar su máquina de fusiones de quinta y ponerla en marcha atrás. El grupo chino, que posee el 29,3% de la hotelera NH, ha gastado decenas de miles de millones de dólares en llamativas adquisiciones, antes de que su forma de gastar provocara una ofensiva regulatoria y lo que parece un significativo estrés financiero. Ahora, dos unidades clave cotizadas han suspendido la negociación de sus acciones, lo que sugiere que se avecina una reorganización.

El miércoles, solicitó la suspensión Hainan Airlines, mencionando una posible reestructuración de activos importantes. Tales suspensiones son comunes en el país; muchas pretenden ganar tiempo, y las posteriores revelaciones a menudo decepcionan. Pero esta es sorprendente, con todo, ya que la aerolínea forma el núcleo original de HNA. El viernes, Tianjin Tianhai Investment, el vehículo a través del cual HNA compró la firma de electrónica Ingram, de EEUU, también pidió la suspensión.

Puede ser difícil seguir las noticias sobre HNA: entre las últimas, un acuerdo vetado en Nueva Zelanda; una inversión desechada en una gestora de patrimonio de Hong Kong; y bonos emitidos a altísimos precios. Una recompra de bonos que restableció la confianza en diciembre fue contrarrestada de inmediato por las palabras de un banco sobre los problemas de liquidez del grupo. Es probable que HNA necesite apuntalar sus finanzas. A medida que goteen las noticias preocupantes, los acreedores más pequeños tratarán de salir. Los principales, la mayoría de China, no necesariamente estarán dispuestos a ocupar su lugar.

Pero el cambio de rumbo será doloroso. La compañía compró muchos activos a precios altos y los financió en gran parte con crédito. La compra de Ingram por 6.000 millones de dólares se financió con 4.300 millones de deuda, por ejemplo. Así que las ventas no necesariamente liberarán mucho efectivo, especialmente si se hacen a un precio menor. Cualquier señal de liquidación alentará a los compradores a bajar aún más la puja.

Vender activos o inyectar capital en Hainan o Tianjin Tianhai podría ayudar. Pero hacer un giro de 180º provocará un viaje lleno de baches.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías.

Normas