Rajoy: España creció un 3,1% y puede estar ante la mayor expansión de su historia

Asume que la incertidumbre política en Cataluña es “la única sombra” en la recuperación

Espera que se forme 'pronto' un Gobierno que acate la ley

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha defendido este martes que lo peor de la crisis ha pasado y que se han puesto las mimbres para que España, que en 2017 creció un 3,1%, viva la “etapa expansiva más larga de nuestra historia”, gracias a una apuesta por la competitividad y el mercado internacional. “La única sombra” en el horizonte económico del país, ha dicho, es la incertidumbre que arroja el pulso secesionista catalán.

Así lo ha aseverado el presidente del Ejecutivo durante el discurso inaugural de la octava edición del Spain Investors Day, un encuentro entre grandes empresarios e inversores internacionales organizado por Estudio de Comunicación con apoyo de BNP y patrocinado por Grant Thornton, AON, CecaBank y Prisa, compañía editora de este diario, entre otras firmas.

Rajoy ha expuesto las fortalezas de una España que celebra este octavo encuentro empresarial con una economía mucho más saneada que la que el país tenía en su primera edición debido a los excesos cometidos en el pasado.

“A finales de 2011, mi Gobierno asumió la tarea de sacar a España de la crisis. La determinación de acometer las reformas y el esfuerzo de la sociedad española ha permitido que lo peor ya hace mucho que quedó atrás”, ha reivindicado Rajoy.

El presidente del Gobierno ha subrayado que si hace solo unos años se ponía en duda la capacidad de España de salir de la crisis, permanecer en el euro y hacerlo evitando un rescate, hoy día ha demostrado ser un motor de creación de empleo y competitividad en la carrera de la Unión Europea por dejar atrás la recesión.

“2017 es el cuarto año consecutivo de crecimiento, creación de empleo y superávit externo. Tres elementos que nunca se habían dado. El protagonismo de nuestro sector exterior es el factor diferencial que hace que esta etapa expansiva puede ser la más larga de nuestra historia”, ha sostenido, recordando que España muestra crecimientos superiores al 3% en los últimos, duplicando la media comunitaria.

Un ritmo que ha permitido recuperar ya el nivel de renta previo a la crisis con la creación de más de medio millón de puestos de trabajo anuales en los últimos ejercicios, lo que ha permitido recuperar dos tercios del empleo perdido, ha expuesto el presidente del Gobierno en el foro celebrado en el madrileño hotel Ritz. De hecho, se ha mostrado confiado en que la incipiente recuperación del sector de la construcción ayude a recuperar los cientos de miles de empleos perdidos en esta área en los próximos meses.

En este sentido, Rajoy se ha mostrado confiado en que España siga creando empleo a un mayor ritmo en los próximos meses a fin de revertir el efecto de la crisis en la tasa de paro y ocupación para el año 2020.

“La recuperación de la Economía española está consolidada”, ha concluido, tras glosar ante 170 inversores de una decena de países los principales datos macroeconómicos del país y su buen comportamiento dentro del marco internacional y europeo.

“España está en condiciones de seguir creciendo, a la cabeza de Europa y por encima de la zona euro, EE UU, Canadá o Japón”, ha asegurado. Para ello, en todo caso, Rajoy ha considerado necesario lograr el apoyo del Parlamento para sacar adelante los Presupuestos Generales de 2018, de un lado, y poner en marcha medidas para seguir abriendo la economía al exterior y fomentar el marco de actividad digital.

Rajoy ha advertido, sin embargo, de la importancia en este marco macroeconómico de “la política, que puede ayudar a conseguir los objetivos, o dificultarlos”. El presidente ha expuesto en este punto que el pulso del independentismo catalán “ha puesto en duda los principios básicos” del Estado de Derecho en España.

“El secesionismo es una forma de populismo, uno de los muchos de Europa”, ha criticado, apuntando a las fuerzas soberanistas como el principal reto para España y su estabilidad económica. “La inestabilidad política en esa comunidad constituye la mayor, por no decir la única, sombra” de duda sobre las previsiones económicas de España, ha dicho.

Con todo, Rajoy se ha mostrado confiado en que se pueda formar cuanto antes un Gobierno regional que normalice la agitada situación política catalana y cumpla con los principios constitucionales. “Si es así, como espero que sea, el crecimiento puede ser muy superior, y serán Cataluña y los catalanes los más beneficiados de ello”, ha asumido.

Finalmente, el presidente del Gobierno ha pedido a los inversores que sigan acompañando a España en su “historia de éxito” económico, dando paso a unas jornadas que reúnen a algunos de los principales empresarios españoles y de los más destacados representantes de la inversión internacional.

Normas
Entra en EL PAÍS