Comercio y tecnológicas se preparan para el ‘open banking’

La banca, obligada a dar información del consumidor a quien lo solicite

Accenture calcula que un tercio del comercio utilizará estos servicios

Comercio y tecnológicas se preparan para el ‘open banking’

Los grandes comercios y las compañías tecnológicas pueden obtener ya información bancaria sin intermediación de las entidades gracias a la entrada en vigor en enero de la nueva directiva europea sobre servicios de pago (PSD2, en inglés). El último informe de open banking, elaborado por Accenture, recuerda que la apertura de las redes de los bancos a terceros permite a los consumidores transferir fondos, comparar productos y administrar sus cuentas fuera del entorno bancario.

La nueva regulación obliga a los bancos a dar acceso a terceras empresas a los servicios de pago de los consumidores en un entorno regulado y seguro, con el previo consentimiento del consumidor. El objetivo de esta directiva es aumentar la competencia, la innovación y la transparencia en el mercado de pagos europeo, al tiempo mejorar la seguridad de los pagos en internet y el acceso a las cuentas.

Según el informe, cerca de un tercio de los comercios se conectará directamente a los bancos para obtener información del consumidor e iniciar pagos desde este mes de enero, para lo que los bancos deben brindar acceso a terceros proveedores, mientras que 90% de los comercios podrán hacerlo para 2019.

“El open banking (como se conoce popularmente a la apertura de las redes de los bancos) hará posibles a los grandes comercios y compañías tecnológicas ofrecer una mejor experiencia de pagos y reembolsos. Al mismo tiempo, supone una oportunidad para los bancos para reposicionar la cuenta bancaria en el corazón de los pagos, iniciando pagos en cuentas desde el propio comercio como método alternativo a la tarjeta de crédito”, comenta el director general de servicios financieros de Accenture en España, Portugal e Israel, Fernando Rufilanchas, informa Europa Press.

Respecto a los comercios más pequeños, Rufilanchas subraya que deberán determinar si crean su propio instrumento de pago, como una aplicación de compras que combine pagos y ecommerce, o si prefieren asociarse a un intermediario capaz de desarrollar un instrumento universal conectado con los bancos.

Pasarelas de pago
El open banking también permitirá que los comercios y la banca trabajen conjuntamente sin necesidad de intermediarios, como pasarelas de pago y adquirentes. Una de las formas en la que los comercios accederán a los datos de los usuarios de banca en un entorno seguro y controlado será a través de las interfaces de programación de aplicaciones (API).

En este sentido, el informe de Accenture destaca que al tiempo que estas API permitan a los comercios reducir o eliminar las tasas de transacción de las tarjetas, harán posible también que los bancos ofrezcan servicios adicionales, como préstamos en el punto de venta o verificación de identidad a través de terceros, aprovechando así la confianza de sus clientes.

Según los datos del informe, los comercios planean usar las API para adaptar los productos (el 74% de los encuestados); iniciar pagos directamente con los bancos para negociar mejores tarifas de transacción (53%); reducir el fraude (53%); y generar ofertas relevantes en el punto de venta y descuentos basados en los hábitos de consumo de los consumidores (51%).

“La regulación en Europa pretende lograr una mayor competencia para los bancos titulares procedente de fintech y comercios minoristas, y por tanto un mayor número de opciones para los consumidores”, añade el director general sénior de Accenture y director de banca a nivel mundial, Alan McIntyre.

Menor uso de tarjetas de débito
Innovación. Una de las repercusiones potenciales de esta menor mediación en el sector es sobre el uso de tarjetas de débito. Alan McIntyre avisa que si los clientes comienzan a iniciar pagos directos a través de los canales de venta desde los comercios minoristas, el primer impacto que sentirá la banca será precisamente una disminución de las transacciones con tarjetas de débito.

“Al mismo tiempo, si los comercios quieren evolucionar, deberán agregar opciones innovadoras como permitir que los clientes paguen automáticamente usando, por ejemplo la autenticación biométrica", añade.

Normas