La reforma tributaria de EEUU: deseos y realidad respecto a la repatriación de beneficios

La reforma tributaria aprobada en EEUU reduce el Impuesto de Sociedades del 35% al 21%. Aunque muchas empresas lograban pagar menos gracias a desgravaciones, es cierto que el Impuesto de Sociedades en EEUU era el más alto entre los países desarrollados.

La ley permitía a las multinacionales de EEUU mantener sus beneficios en el extranjero para así no pagar el 35%. Y así lo han hecho. Se calcula que las multinacionales de EEUU tienen entre 2 y 2,8 billones de dólares en activos aparcados fuera de EEUU.

La reforma tributaria animará a dichas empresas a repatriar dichos activos al aplicarles un tipo del 8% para activos ilíquidos y un 15% para efectivo y activos líquidos. Una multinacional de EEUU ubicada en Irlanda, por ejemplo, actualmente pagaba un 12% sobre sus beneficios en Irlanda (el tipo vigente en Irlanda) y reinvertía el resto en activos financieros, operaciones en Irlanda y otro país. Pero no tenía ningún incentivo para repatriar a EEUU ya que tenía que pagar 26% (35 - 12).

Los escépticos y pesimistas pronostican que las multinacionales de EEUU repatriarán pero no invertirán en actividad productiva, sino que continuarán comprando sus acciones (share buy-backs) y ofreciendo dividendos altos a sus accionistas. El plan de modernización de infraestructuras que la administración Trump quiere aprobar necesita 1 billón de dólares. Cuenta con el apoyo de algunos Demócratas. Veremos si parte del capital repatriado a EEUU por sus multinacionales puede financiar parte de la renovación de infraestructuras que EEUU urgentemente necesita.

Normas